Las ferias americanas se mudan a la Web

Una idea sencilla, liberar espacio en el guardarropa atiborrado de esas prendas que casi nunca nos ponemos, pero hacerlo por medio de Internet; cómo son los exitosos sitios en los que se puede comprar y vender vestimenta usada
Cintia Perazo
(0)
9 de agosto de 2014  

"Cuando Ceci y yo nos fuimos a vivir juntos nos dimos cuenta de que teníamos un problema de espacio en nuestro vestidor, por la inmensa cantidad de ropa que ella tenía. Por eso armamos una feria americana y fue tan exitosa que nos dimos cuenta de que existía una oportunidad", cuenta Ignacio Basaldúa, que junto a su pareja, Cecilia Membrado, crearon Renovatuvestidor.com , un sitio que permite comprar y vender ropa usada en perfectas condiciones.

Antes lo usual era organizar una feria americana, pero hoy es posible hacerlas en forma online de un modo más fácil, rápido y con la posibilidad de llegar a más personas. "Los usuarios pueden publicar gratis todas esas cosas que ya no usan. Lo pueden realizar desde cualquier parte y en cualquier momento. A su vez tienen la capacidad de llegar a una audiencia mucho más amplia, incluso en la cercanía de sus barrios", dice Marcelo Sochi, gerente de marca de OLX.

Asimismo, la masificación de Internet y la tendencia a vivir en lugares cada vez más pequeños hace que sea imposible guardar o acumular cosas que no se utilizan. A esta situación se suma la crisis económica y el incremento constante de los precios de indumentaria. Frente a este escenario crecieron las ventas en marketplaces como Mercadolibre , OLX y alaMaula .

Pero ahora comenzaron a surgir sitios dedicados a vender ropa usada de marca. Además de ocuparse del cobro y el envío de los productos ofrecen, incluso, la posibilidad de devolverlos. Los precios son otra gran ventaja, pueden conseguirse prendas por un valor hasta un 60% inferior al que tienen en el shopping.

Renovatuvestidor.com fue lanzado en febrero de este año y más de 60.000 mujeres lo visitan por mes. Asimismo, el portal cuenta con más de 600 vestidores de mujeres que venden más de 4000 prendas y una comunidad de más de 8000 mujeres de todo el país.

"El 40% de las mujeres gasta la mayor parte de sus ingresos en ropa, pero utiliza sólo un 20% de su vestidor. Así, millones de prendas de excelente calidad quedan almacenadas. Nuestra plataforma permite que cada mujer cree su vestidor y ponga sus prendas a la venta", detalla Membrado.

El servicio de esta plataforma integra todo el proceso de compra desde la vidriera hasta medios de pago, envío y atención al cliente. Además, los productos tienen garantía de devolución. "Priorizamos la calidad, la marca y el precio de las prendas publicadas, que pasan por un filtro de aprobación antes de ser dadas de alta", explica Basaldúa. En este sitio no se cobra por la publicación, los usuarios sólo deben pagar cuando se vende el producto. "Las vendedoras se quedan con el 75% del precio publicado. Las que quieren comprar, por su parte, pueden hacerlo con todas las tarjetas de crédito o en efectivo", agrega el fundador.

Pequeñas oportunidades

Dentro del seno familiar también se suele gastar mucho dinero en ropa destinada a los niños. Es que la ropa para los más pequeños es muy cara y a eso se suma que la utilizan durante un tiempo muy corto, sobre todo en los primeros años de vida. Y esto fue, justamente, lo que llevó a Juan Pablo González y Diego Hagman a la idea que terminaría dando vida a Ropanroll.com . "Nuestro sitio comenzó a funcionar en mayo de 2013 con objeto de ayudar a las madres a renovar el placard de sus hijos de manera inteligente, rápida y sencilla. Inaugura un espacio online donde comprar y vender ropa de niños usada", dice González.

Según el fundador de este portal, desde comienzos de este año han notado un incremento sustancial de las ventas. "A medida que los precios de la ropa nueva se incrementan, la gente recurre a opciones más económicas como la ropa usada", aclara. González dice que el perfil de usuarios de su plataforma son madres jóvenes que buscan ahorrar dinero. "Muchos de nuestros compradores son del interior, de ciudades o pueblos donde las opciones son más limitadas", sostiene.

¿Cómo vender en esta página? En primer lugar deberán solicitar una bolsa Ropanroll, completando un formulario que se encuentra en la página. Luego la bolsa es enviada a la casa del interesado con un instructivo que explica los pasos a seguir para seleccionar la ropa y llenarla. Una vez realizado este paso, la compañía se comunica con el interesado y coordinan el retiro de la bolsa. Cuando las prendas llegan al depósito de la compañía son examinadas por Ropanroll. "Inmediatamente luego de aprobadas, entre 2 y 3 días hábiles, transferimos el dinero correspondiente a la venta, a la cuenta bancaria del vendedor. No tienen que molestarse por las fotos ni esperar a que las prendas sean vendidas", explica González.

¿Y para comprar? Sólo basta con seleccionar el producto e incluirlo en el carrito virtual. "Aceptamos todos los medios de pago e, incluso, efectivo. Las prendas son enviadas a todo el país dentro de los siguientes 2 a 5 días hábiles", agrega el ejecutivo.

Novias online

¿Cuántas mujeres se preguntan qué hacer con ese vestido que sólo usaron una vez en su vida y que ocupa tanto espacio en su placard? Por otro lado, muchas novias sueñan con un vestido único, pero les es imposible hacerlo a medida, más si tienen en cuenta la gran cantidad de dinero que cuesta hacer realidad ese sueño de realizar una gran fiesta de bodas.

Noviasalgarageonline.com permite ver vestidos nuevos o seminuevos, elegirlos y concertar una cita para probarlo y concretar la compra. "Nuestra clienta no es la novia tradicional, es una mujer práctica que tiene poco tiempo para organizar su casamiento y le gusta ver su vestido sin tener que imaginárselo. Nuestra página surgió como respuesta a esta necesidad de maximizar los tiempos de búsqueda. Además permite que aquellas chicas que ya se casaron puedan vender sus vestidos dejándolos en nuestro local o vendiéndolos directamente a través de nuestra Web", cuenta Josefina Obarrio, diseñadora de moda y fundadora de Noviasalgarage.

Según Obarrio, desde que publican los vestidos en su página las clientas asisten al local con el listado de vestidos que quieren probarse y, en general, terminan eligiendo el que habían seleccionado desde su computadora. "Tenemos vestidos usados de diferentes diseñadores, en perfecto estado, y contamos con vestidos listos para usar de nuestra línea. Aunque la novia argentina todavía necesita probarse el vestido antes de comprarlo, estamos trabajando en una línea de vestidos con talles estándar que podrán comprar de forma online, pensando sobre todo en las novias que viven en el interior o no puedan acercarse a nuestro local", comenta la diseñadora. Además aclara que los vestidos que venden son mucho más baratos que los realizados a medida. "Hay usados que cuestan hasta un 70% menos que su valor original", asegura.

Hay dos formas de vender vestidos en esta página: dirigiéndose al local para dejarlo en consignación o publicándolo directamente en la página. "Para hacerlo deberán enviar una foto y descripción de su vestido. No les cobramos comisión por venta, sólo un costo de publicación que por seis meses es de 200 pesos", resume Obarrio.

Las nuevas ferias americanas online parecen ser una solución útil tanto para vendedores –que quieren hacer lugar en su placard sin perder dinero– cuanto para aquellos compradores que buscan oportunidades sin tener que resignar calidad aunque sea ropa usada y, fundamentalmente, sin moverse de su casa.

Usada, pero en excelente estado

Números

Según los entrevistados, las mujeres gastan el 40% de sus ingresos en ropa, pero sólo utilizan un 20% de lo que compran

Alcance

Las ferias americanas tradicionales sólo permitían alcanzar a un público geográficamente cercano. Sus modernas versiones online no tienen casi límite

Modelo de negocios

En algunos casos el sitio se queda con el 25% de la venta. En otros cobra por publicar el aviso. En el caso de la ropa para chicos, Ropanroll le compra las prendas directamente a los interesados en vender y luego las vende en su sitio

Público

Según los entrevistados, las mujeres que usan estos sitios son jóvenes y pragmáticas. Además, claro está, buscan reducir sus gastos en vestimenta. La ropa que venden debe ser de marca y estar en excelente estado

Otras opciones

Los grandes sitios de ventas online como Mercadolibre, OLX y alaMaula han visto crecer también las ventas de ropa.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.