Probamos el LG G5, el smartphone con doble cámara trasera y accesorios modulares