Los pioneros de Google y Facebook reniegan de su creación