Mentime que me gusta, otro vicio oculto de la inteligencia artificial