¿No sabés cómo desconectarte? Meté por un rato tu celular en este bol especial

Komoru es un bol lleno de una bolitas que interfieren las ondas de radio que llegan al celular para así evitar interrupciones
Komoru es un bol lleno de una bolitas que interfieren las ondas de radio que llegan al celular para así evitar interrupciones
Diario El País
(0)
1 de julio de 2019  • 00:52

¿Tu dependencia del celular te va a enterrar? ¡Adelantate a los planes del dispositivo del siglo y enterralo vos primero! Esta es la propuesta del estudio creativo Cohda para el problema tecnológico que supone la adicción a los teléfonos y la intercepción de señales.

Komoru es una mezcla entre una jaula de Faraday, los tradicionales jardines zen japoneses y un cenicero. El secreto está en su contenido, que en lugar de simple arena es un mar de microesferas capaces de bloquear las señales electromagnéticas que alcancen cualquier objeto enterrado entre ellas. La similitud con la tradición nipona no termina en ese montón de gravilla. "Komoru busca aislarnos y crear un espacio para reducir el estrés y la ansiedad al enterrar los dispositivos que los provocan".

La postura de Cohda no sólo la comparten en Plaza Sésamo. Se apoya en estudios que han mostrado que la necesidad de interacción que es natural en el ser humano no debe responderse exclusivamente a través de estos dispositivos. "Nuestras vidas se han vuelto intrínsecamente conectadas a nuestros smartphones, haciendo imposible que desconectemos de verdad. Esta adicción a la sociedad digital parece haber interrumpido nuestra comprensión de las interacciones cara a cara y el arte de la conversación real", señalan.

Bolitas de última generación

Las microesferas que han creado para rescatar estas habilidades perdidas son producto de un proyecto de investigación y desarrollo impulsado por el propio estudio Cohda. Envueltas en una capa de níquel altamente conductiva y no magnética, pesan menos que sus homólogas de acero y tienen una dureza inferior, de manera que no son susceptibles de acabar rayando las pantallas de los dispositivos. También se ha tenido en cuenta el tamaño, para evitar que puedan introducirse en los puertos de audio, carga y demás orificios incorporados en los celulares modernos.

Komoru es un bol lleno de una bolitas que interfieren las ondas de radio que llegan al celular para así evitar interrupciones
Komoru es un bol lleno de una bolitas que interfieren las ondas de radio que llegan al celular para así evitar interrupciones

Un pero: los móviles enterrados en Komoru incrementan ligeramente su gasto de batería. "Pero queda ampliamente compensado por el ahorro de batería que se produce al no usar el teléfono", apuntan.

En definitiva, Kohda propone una barrera física contra las invasiones del mundo digital. Los móviles enterrados en sus microesferas quedan automáticamente desconectados del mundo exterior y recuperan la conexión tan pronto como se vuelven a sacar a la superficie.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.