Pokemon GO: locura internacional por el juego para buscar a Pikachu con el smartphone

El juego, muy popular en Estados Unidos y Australia, trae problemas de tránsito, disturbios nocturnos y hasta el descubrimiento de una infidelidad, por la cantidad de usuarios que deambulan por las calles buscando pokemones
(0)
13 de julio de 2016  • 16:00

El Alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, pidió hoy a la compañía japonesa Nintendo que lleve el videojuego de aventura de realidad aumentada Pokémon GO hasta Brasil con motivo de los Juegos Olímpicos Río 2016 que comienzan el próximo 5 de agosto. "Aló, Nintendo! Faltan 23 días para los Olímpicos de Río 2016. Todo el mundo está viniendo hacia aquí. Venga usted también", afirmó Paes a través de una red social.

El Alcalde de Río hizo un guiño al Pokemon Go, un videojuego desarrollado por Niantic y distribuido por Nintendo que ha causado furor en Estados Unidos, donde se ha convertido en todo un fenómeno.

Fuente: Archivo

El videojuego utiliza la realidad aumentada para que los Pokemon corran libres por las calles de la ciudad y sean atrapados por los usuarios mediante el uso de sus teléfonos móviles. Usa el GPS del teléfono del usuario para detectar dónde y cuándo está el jugador en la vida real y dentro del juego, para hacer "aparecer" un personaje de Pokémon cerca de él, que se ve en la pantalla del teléfono.

El juego fue publicado el jueves último y se transformó en un fenómeno social en los pocos países en los que está disponible: Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y, desde hoy, Alemania. Ya se transformó en uno de los videojuegos para smartphones con más jugadores simultáneos de la historia, y los cálculos indican que Niantic, su desarrollador, factura algo más de 1,6 millones de dólares al día.

Al igual que en el resto del mundo, en la Argentina se puede instalar la aplicación oficial, pero no será posible encontrar pokemones.

El juego, que está disponible para los sistemas Android e iOS y es gratis, se basa en el universo de criaturas fantásticas que popularizaron los dibujos animados Pokémon, que surgieron a finales de la década de 1990. En la nueva versión hay 151 criaturas, aunque el catálogo que se desarrolló antiguamente llegó a tener más de 700, y además de cazar a los personajes, el juego tiene directores de gimnasio y entrenadores contra los que los jugadores pueden luchar.

Cadáveres y robos

La caza de los Pokémon ha conducido también a extraños descubrimientos, como el hallazgo de una joven en el estado de Wyoming que encontró un cadáver mientras jugaba.

"Iba caminando hacia el puente a lo largo de la costa cuando vi algo en el agua. Me llevó unos segundos darme cuenta de que era un cuerpo", explicó a los medios locales este fin de semana la joven de 19 años Shayla Wiggins, quien deambulaba en búsqueda de un Pokémon cuando se encontró el cuerpo.

La histeria por Pokémon Go está cobrando tales dimensiones en EE.UU. que ha habido departamentos de policía que han emitido advertencias para que se adopten ciertas precauciones y no permitan verse tan absorbidos por el juego descuidando su seguridad, tal y como la aplicación lo sugiere desde el primer momento.

"Están llegando montones de informaciones sobre situaciones de peligro", sobre todo por la distracción de peatones y conductores por estar jugando, informó el Consejo Nacional de Seguridad.

"Lo que está hecho para ser un juego divertido puede tener consecuencias trágicas en la vida real si estás manejando o cruzando la calle", advirtió el Departamento de Vehículos de Nueva York.

Los comercios locales tratan también de aprovechar la popularidad del juego, con carteles que proponen a los transeúntes que hagan una parada en sus instalaciones para cazar algún monstruo inesperado.

Del Central Park a Sydney y Amsterdam

El Central Park de Nueva York se ha convertido en una especie de cuartel general de los jugadores de Pokémon GO. Tal como muestran videos difundidos en Twitter, las personas llegan en tropel con sus celulares a este oasis de la Gran Manzana para buscar allí los monstruitos virtuales y nuevos desafíos.

En tanto, unos eufóricos fans de este nuevo entretenimiento se congregaron en un tranquilo barrio de Sydney; y los residentes acabaron llamando a la policía tras intentar infructuosamente deshacerse de ellos con baldes de agua, molestos por el ruido que hicieron en la mitad de la noche mientras buscaban pokemones, según informa el Sydney Morning Herald.

En Ámsterdam, los trabajadores de un hospital también se opusieron a la presencia de unos jugadores de Pokémon GO, según informa el diario alemán Die Welt. En el Centro Médico Académico, en la ciudad holandesa, se pide a los visitantes que no invadan el espacio público a la caza de estas criaturas digitales. "Hay un Pokémon enfermo en el centro, pero estamos cuidando de él. Por favor no lo visiten", informó la clínica en Twitter.

Problemas en museos y monumentos

Muchos entusiastas del juego sacan sus celulares en los monumentos, algo que disgusta a las autoridades. Así, el cementerio de Arlington, en Washington, advierte en Twitter a los visitantes que se trata de un comportamiento inadecuado. También el Museo del Holocausto en la capital estadounidense apela en la misma red social a los visitantes para que mantengan un comportamiento respetuoso. Un portavoz del museo dijo a la emisora NPR que se intenta mantener a los jugadores apartados del lugar.

Los desarrolladores del juego - la Pokémon Company de Nintendo y la empresa de juegos Niantic Labs - ofrecen la posibilidad de notificar los lugares inadecuados. Ya el año pasado hubo problemas similares con un juego parecido de Niantic Labs, Ingress, que en un principio incluía los ex campos de concentración nazi, pero tras las críticas fueron retirados estos lugares del juego.

Infidelidad, un choque y un perrito herido

El furor que ha causado este juego ya ha acabado, que se sepa, con una relación, pero también ha permitido el rescate de la vida de un perro. El diario New York Post informó que una mujer descubrió una infidelidad de su pareja gracias al juego. Al parecer, el hombre se encontró con su ex novia y juntos se pusieron a la caza de Pokémon. Durante el juego, su novia vio como su pareja cazaba un monstruito en casa de su ex.

En Texas, una mujer que buscaba uno de estas pequeñas criaturas virtuales encontró un perro pequeño y herido. Con ayuda de un repartidor de pizza llevó al animal a la clínica, en la que fue atendido porque tenía una pata rota.

También en Texas, la policía informó de un accidente debido al juego. Un hombre detuvo su vehículo infringiendo las normas para bajar del vehículo y cazar un pokémon. Poco después, el otro vehículo chocó por detrás con el auto estacionado, según informó la policía en Twitter.

Agencias EFE y DPA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.