Primer encuentro con los flamantes equipos de Nokia

Estuvimos probando brevemente la tableta Nokia Lumia 2520 con Windows 8.1 RT y el smartphone Lumia 1520 con pantalla de 6 pulgadas y cámara de 20 megapixeles
Ricardo Sametband
(0)
23 de octubre de 2013  • 09:45

ABU DHABI.- Nokia presentó ayer su primera tableta con Windows 8.1 RT, la Lumia 2520 , y el Lumia 1520, el primer smartphone con pantalla Full HD de 6 pulgadas de la plataforma Windows Phone 8. Ambos equipos usan un procesador Qualcomm Snapdragon 800 de 4 núcleos y 2 GB de RAM; estuve probando brevemente ambos dispositivos, en versiones que eran prototipos.

Video

La pantalla de la tableta de Nokia me pareció excelente, y muy brillante (la más luminosa del mercado, según la compañía). El equipo, que sigue la estética de los otros Lumia, con su cuerpo de plástico (reciclado, en este caso) y bordes suaves, es muy agradable al tacto, más allá de que el tamaño de de la pantalla (10,1 pulgadas) y su formato (16:9) no facilitan usarla en posición vertical (en modo retrato, como se le dice usualmente). A la vez, el celular suele ser un dispositivo que se usa vertical mientras que la tableta tiende a tener un uso horizontal (apaisado) por lo que esto no debería ser un problema.

Es liviana, es delgada, es bonita y es ágil: las aplicaciones en Windows 8.1 RT cargan rápido, e incluso el paso al Escritorio no tiene inconvenientes de espera; en esto influye, sin duda, el chip de cuatro núcleos a 2,2 GHz, el mismo que da vida al LG G2 y al Sony Xperia Z1 , entre otros equipos. Con una pantalla táctil Windows 8 es otra cosa, y funciona bien; el uso del Office (que corre dentro del Escritorio) requerirá el uso de un mouse o touchpad para aprovecharlo al máximo; Microsoft debería apurarse en liberar una actualización que lo haga funciona sobre la nueva interfaz (algo en lo que sin dudas está trabajando).

Storyteller, la aplicación que combina como una línea de tiempo interactiva las fotos que tomamos y las muestra en un mapa es simpática, aunque de utilidad limitada (lo mismo que herramientas similares de sus competidores).

La cámara es 6,7 megapixeles de resolución y las herramientas de fotografía de la línea Lumia, por lo que debería dar buenos resultados (un salón de exposiciones no es un buen lugar para testearla).

Completa el equipo la salida HDMI, los 32 GB de almacenamiento interno (expandibles) y el conector para la cubierta, que se vende por separado, y que suma más batería (para llevar de 11 a 16 las horas de autonomía), dos puertos USB en la parte de atrás y un teclado con touchpad. En el brevísimo tiempo que la probé el teclado me pareció cómodo, aunque no compite con el de una notebook, ni con el de algunas tapas rígidas que existen para otras tabletas. Pero para salir del paso y un poco más no parece estar mal.

El Nokia Lumia 1520

En lo que refiere al Lumia 1520, lo primero que impacta es su tamaño: con 6 pulgadas de pantalla es sencillamente enorme, aunque no mucho más que otros equipos de igual porte. Es delgado, aunque un poco pesado (unos 200 gramos), responsabilidad, quizás, de la cámara de 20 megapixeles con estabilización óptica, que incluye las mismas funciones que el Lumia 1020 que le permiten tomar imágenes de muy alta resolución, reenfocar y recortar más tarde (aunque más limitado por tener la mitad de resolución). Ayuda, en esto, que Nokia haya unificado las aplicaciones para lograrlo en una sola (una actualización que ya está disponible para el Lumia 1020). Tiene cuatro micrófonos para grabar audio envolvente, que en las demos funciona muy bien. Y suma soporte para fotos en RAW, algo que también llegará al 1020 (y que alegrará a muchos fotógrafos).

Windows Phone 8 nunca tuvo problemas de funcionamiento con un chip de doble núcleo, así que el paso al cuádruple núcleo del nuevo Qualcomm Snapdragon 800 no se nota demasiado; algo similar pasa con la mayoría de los Android, como comenté en mi reseña del Motorola Moto X , por ejemplo. Donde sí se nota el cambio es en el procesamiento de las imágenes, que aprovechan el poder de cálculo que trae el nuevo equipo para hacer todo más rápido, y también debería tener un mayor impacto en juegos de gráficos avanzados.

La pantalla más grande, la mayor resolución y la actualización GDR3 del Windows Phone 8 permiten sumar una columna adicional de mosaicos a los ya existentes, por lo que la densidad de accesos directos a aplicaciones que se pueden tener en la pantalla inicial aumenta considerablemente. Nokia combinará sus aplicaciones propias para llamar Black a esa actualización, y la ofrecerá a todos sus equipos con Windows Phone 8 a principios del año próximo.

El resto sigue igual, aunque Windows Phone 8 -en la versión que probé- no parece estar totalmente adaptado a la nueva resolución: el teclado, por ejemplo, se veía más grande, algo buenísimo, pero las letras de las teclas estaban desenfocadas; es probable que lo arreglen con la versión final de esta actualización.

Jugué un rato también con el 1320, el primo modesto del 1520 (mismo tamaño de pantalla pero menor resolución, chip de doble núcleo, cámara de 5 megapixeles). La diferencia se nota en la pantalla, no tanto en la resolución como en el ángulo de visión, pero aún así se comporta muy bien, y la versión en naranja me pareció muy atractiva.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.