Probamos el smartphone BGH Nubia Z9 Mini

Tiene pantalla Full HD de 5 pulgadas, un chip Snapdragon 615 y una batería con dos días de autonomía; apunta a la gama media con un diseño más sofisticado
Tiene pantalla Full HD de 5 pulgadas, un chip Snapdragon 615 y una batería con dos días de autonomía; apunta a la gama media con un diseño más sofisticado
Ricardo Sametband
(0)
3 de junio de 2016  • 12:31

A principios de mayo, BGH presentó en el país un nuevo integrante de su línea de smartphones: se trata de un equipo que es, en rigor, de la marca china Nubia (a su vez, una subsidiaria de ZTE), y del que BGH tiene la licencia de la marca para el país. Estuve probando este teléfono, el Z9 Mini; van aquí algunos comentarios

El equipo se vende sin línea a 7500 pesos, y por ese precio representa una alternativa muy atractiva respecto de los otros dos equipos que dominan el segmento y que tienen un precio similar (siempre hablando de liberados): el Moto G de 3era generación (el más popular, pero también el más antiguo, en los próximos meses llega su sucesor), el Huawei P8 Lite ( que también estuvimos probando) o el LG Zero, recién llegado al país. En varios puntos el Z9 es mejor: en la pantalla y en la autonomía de la batería; también tiene un diseño atractivo y un rendimiento razonable, aunque la casi certeza de que no se actualizará su sistema operativo le juega en contra.

A la vez, es posible conseguir los equipos antes mencionados por operadora a un precio bastante menor (cercano a los 5500 pesos con un abono razonable), con el agregado de que Claro y Personal los venden liberados, y que Movistar libera a pedido los equipos con planes prepagos, por lo que el atractivo de la compra directa que trae el Nubia se diluye.

Qué trae

El Nubia Z9 Mini tiene una pantalla Full HD de 5 pulgadas, 2 GB de RAM, un chip Snapdragon 615 de ocho núcleos, una cámara principal de 13 megapixeles y flash LED, y otra frontal de 5 megapixeles. También tiene 16 GB de almacenamiento interno, ampliable por una tarjeta microSD y una batería fija de 2900 mAh, además de 4G, Wi-Fi, GPS, Bluetooth, micrófono secundario para cancelación de ruido y radio FM. Corre Android 5 Lollipop con Nubia UI, la interfaz gráfica de la compañía china. Tiene 8,2 mm de grosor y 147 gramos de peso.

Cómo es

Nubia está intentando hacerse un nombre dentro del mundo móvil apostando, como muchos otros fabricantes, por el diseño; tiene aquí algunos aciertos, como el uso de un círculo rojo, para marcar el botón capacitivo de inicio (retroiluminado cuando tenemos una notificación) y otro para la cámara; junto con el uso preponderante del rojo en la interfaz de usuario y demás, logran darle una identidad propia que se agradece, y que está bien definida.

En algunos aspectos no puede evitar parecerse al Huawei P8 Lite con el que compite: por ejemplo, tiene el mismo borde plástico redondeado, que en otros modelos tiene vidrio al frente y en el dorso, y que aquí reemplaza el vidrio trasero por una tapa plástica para dar acceso a la tarjeta de memoria. La batería es fija.

Aunque el acabado es bueno, y se nota la atención a los detalles, desde el cable USB plano y de color rojo al tramado del plástico de la tapa trasera, en el equipo que probamos ese plástico tenía un poco de flexión, y no terminaba de ajustar en forma adecuada. Pero es algo menor; en general, el teléfono se siente bien en la mano, y tiene un tamaño adecuado.

La batería y la cámara

En lo que refiere al hardware, es estándar, y para bien: la combinación de 2 GB de RAM con un chip Snapdragon 615 le permiten un funcionamiento sólido para su segmento de precio, y no encontramos ningún problema en este punto, como tampoco lo hicimos con la pantalla, de buenos colores y excelente definición. El otro elemento que tiene a favor es la batería de 2900 mAh (fija), que combinada con el resto del hardware le permite una cómoda autonomía de dos días (y que es mayor que la del Huawei P8 Lite y el Moto G de 3ra gen). Es decir, no tuve problemas en llegar al final de un día con la mitad de la batería disponible, y con todo (4G, GPS, Wi-Fi) activado; por supuesto, el resultado final dependerá del uso que le de cada uno, de la calidad de señal donde se mueva cada uno, etcétera. La calidad de audio de las llamadas era buena; tuve algunos problemas de sintonía con la radio FM (más que otros equipos), pero no con el 4G, que se beneficia de la experiencia de Qualcomm en este área.

Otro elemento donde Nubia dice que invierte bastante es en la cámara. Se nota en la aplicación de gestión de la misma, que permite controles manuales al estilo de Windows Phone, y que suma una herramienta para elegir filtros y modos especiales que funciona muy bien. Pero la versión que se vende en el país tiene una cámara de 13 megapixeles (con apertura f/2.2); el Z9 Mini internacional tiene un sensor de 16 megapixeles. Como fuere, la calidad es razonable para el precio del equipo (aunque no mejor que la de Huawei o Motorola), y la inclusión de funciones que sólo suelen estar disponibles en modelos más caros (la superposición de una serie de fotogramas en uno solo, por ejemplo) es un buen agregado. Graba video Full HD de buena calidad.

Nubia decidió incluir su propia visión de cómo debe ser Android (en este caso, 5.0); los cambios no son grandes. El más notorio es la ausencia de una lista de aplicaciones; todo se hace en los paneles de inicio. Las notificaciones que aparecen en el borde superior de la pantalla son más pequeñas que lo habitual, útil para darle más espacio a la aplicación en uso, pero que a veces hacen más molesto ver qué es, exactamente, lo que nos llegó. También se simplifica el menú de notificaciones, donde están los botones para encender el Wi-Fi, activar el flash trasero para usar de linterna, etcétera.

El otro punto distintivo de la interfaz de usuario tal como la plantea Nubia es que usa el botón rojo de Inicio y otros dos muy discretos botones capacitivos para las demás funciones; en uno, el menú de Opciones; en el otro, ir hacia atrás en una aplicación o, con una presión larga, la vista de aplicaciones activas, que permite cerrar moviendo la "tarjeta" de cada aplicación, o eliminarlas todas. Nada de esto está mal, pero hubiera sido preferible el camino elegido por Motorola: un Android más convencional, pero más fácil de actualizar.

Como sea, el Nubia Z9 Mini es una propuesta interesante, y a la que BGH le agrega una garantía por dos años, aunque tiene una nutrida competencia actual (y en las próximas semanas enfrentará la renovación de las líneas de gama media "premium" con los Idol de Alcatel o y los nuevos Galaxy A de Samsung), con marcas con mejor reputación en el mercado; BGH dice que más adelante en el año traerá otros modelos de Nubia, más avanzados, al mercado argentino.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.