Ruido de oficina para trabajar en casa: así funciona la banda sonora más inesperada del teletrabajo