Steve Jobs insta a las discográficas a eliminar los sistemas antipiratería

Para el líder de Apple, los DRM "no funcionan, ni funcionarán" para evitar las copias ilegales de canciones y plantea tres posibles escenarios por los cuales podría transitar la música digital a futuro
(0)
7 de febrero de 2007  • 20:28

El presidente ejecutivo de Apple, Steve Jobs, instó a las discográficas a dejar de utilizar los sistemas DRM para proteger la autoría de los contenidos digitales, al considerar que "nunca funcionaron, ni funcionarán, para detener la piratería de la música".

En una carta abierta publicada en el sitio de la compañía, Jobs dio a conocer su postura en torno al futuro de la música digital, motivado por las críticas hacia el mecanismo de protección anticopia que utiliza Apple en su tienda iTunes, el FairPlay .

Las quejas hacia la compañía radican en la imposibilidad que tienen los usuarios de otros dispositivos que no sean iPod, de reproducir canciones adquiridas en la tienda de la manzana debido al FairPlay . En los últimos meses, Europa mostró una fuerte resistencia a esto y la continuidad de la tienda se puso en duda en varios países del Viejo Continente.

De común acuerdo . Jobs dejó en claro que, en el caso de Apple, la implementación de un sistema DRM fue una solución acordada con las discográficas para evitar la piratería.

"Apple no es propietaria ni controla la música, debe licenciar los derechos para distribuirla, principalmente de los ‘cuatro grandes’: Universal, Sony BMG, Warner y EMI. Estas cuatro compañías controlan la distribución de más del 70% de la música de todo el mundo", explicó Jobs.

Propuestas . Más allá del acuerdo con las discográficas, Jobs hace hincapié en que el verdadero problema está en la fuerte actividad de la piratería: los sistemas DRM son vulnerados y las compañías propietarias deben actualizarlos con bastante frecuencia. "Es el juego del gato y el ratón", describe el líder de Apple.

Bajo este panorama, Jobs plantea entonces tres posibles caminos por los cuales podría transitar la música digital a futuro.

El primero, dejar todo como está. Que los participantes en este negocio compitan con sus propios sistemas de protección. Así, las canciones descargadas en las tiendas de venta de Apple, Sony y Microsoft, por ejemplo, sólo podrán ser reproducidas en los dispositivos de cada compañía.

Sin embargo, según Jobs, esto no es garantía de nada. En 2006, Apple vendió 90 millones de reproductores iPod y 2 mil millones de canciones a través de iTunes, un promedio de 22 canciones por reproductor. Si se toma en cuenta que un iPod almacena una media de mil canciones, se estaría hablando de que menos del 3% de la música almacenada en el reproductor fue adquirida en la tienda de la manzana y, por ende, está protegida por el DRM.

La segunda alternativa que plantea es licenciar a otras compañías el sistema FairPlay para que sea compatible con cualquier reproductor de audio. De ser así, Jobs aseguró que Apple no podría garantizar la efectividad del DRM, por dos motivos: primero, porque el secreto de su estructura tarde o temprano quedará al descubierto al ser revelado a varias personas de muchas compañías; luego, sería difícil coordinar una modificación al sistema con varios involucrados.

Como tercera opción -y es a la que se suscribe-, el líder de Apple plantea "abolir" los sistemas DRM para que cualquier dispositivo pueda reproducir música adquirida en cualquier tienda. "Esta es claramente la mejor alternativa para el consumidor y Apple la abrazaría en un latido del corazón", aseguró Jobs.

¿Por qué es la mejor opción? Según Jobs, "los DRM nunca funcionaron, ni funcionarán, para detener la piratería de la música".

Por otra parte, el ejecutivo sostiene que las discográficas venden miles de millones de canciones sin protección y no muestran ningún signo de cambiar este comportamiento, "puesto que la mayoría de sus ingresos dependen de la venta de CD, que deben poder escucharse en reproductores que no soportan ningún sistema DRM".

Jobs asegura que la eliminación de los DRM posibilitará a la industria de la música "experimentar una afluencia de nuevas compañías que quieran invertir en tiendas y reproductores innovadores".

"Convencer a las discográficas para que licencien a Apple y a otras compañías su música sin protección, creará un mercado de la música verdaderamente interrelacionado. Y Apple apoyará esto sinceramente" concluyó Jobs.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.