La muerte de Hermenegildo Sábat