Península Mitre: El último confín del mundo, que espera ser parque