Pueblos históricos

(0)
10 de diciembre de 2009  • 00:00

Muy cerca de Tilcara, sobre la RN 9, pequeñas localidades de la Quebrada dan testimonio de su historia. Tomando la ruta hacia el norte, en 16 km se llega a Huacalera, situada a apenas 700 metros después de la línea imaginaria del Trópico de Capricornio, que se señala con un monolito blanco.

Huacalera es hoy un paraje con unos cientos de habitantes, y lleva el nombre del grupo originario que la habitó. Lo más destacable es su capilla, construida en 1655, y restaurada en 1944, cuando se declaró Monumento Histórico Nacional. Tiene un notable retablo y dos importantes pinturas de la escuela cuzqueña: "El casamiento de la Virgen" y "El bautismo de la Virgen".

Se dice que fue en Huacalera donde las tropas de Juan Lavalle decidieron descarnar su cadáver para poder llevar sus huesos hasta Bolivia. Vale la pena ver la antigua escuela, de 1825; el molino construido por los jesuitas y varios yacimientos arqueológicos en los alrededores. Desde el año pasado, se destaca en el pueblo el impactante Hotel Huacalera: hotelería de lujo en un edificio colonial construido en los años 50.

Maimará y Posta de Hornillos

Volviendo hacia el sur y pasando Tilcara por sólo 6 km se llega a Maimará, uno de los más bonitos pueblos de la Quebrada, con un perfil turístico más bajo que sus vecinos. De fondo, el cerro conocido como la Paleta del Pintor ofrece algunos de los mejores colores de la Quebrada. Desde la ruta se ve otro de sus grandes atractivos: el cementerio, situado en lo alto de un cerro y adornado con flores de colores, tal como se acostumbra en el Noroeste.

Dos kilómetros más al sur se encuentra otro hito histórico: la Posta de Hornillos, una casona del siglo XVIII que funcionó como posta del Ejército de la Independencia y cuartel general del coronel Álvarez Prado. Se dice también que en su regreso de la campaña del Alto Perú, en 1813, Manuel Belgrano se detuvo a descansar allí. Hoy el lugar está convertido en Museo.

Fue recientemente restaurado, pero se respetaron sus características originales: paredes de adobe y techos con tirantes de madera de cardón y torta de barro. Sus 19 habitaciones en torno a tres patios sucesivos muestran la recreación de una antigua posta y exhiben objetos históricos, como armas y elementos de transporte.

Museo Posta de Hornillos

RN 9, Km 73 desde San Salvador de Jujuy (o Km 1.750 desde Buenos Aires)

T: (0388) 499-7038

cultura@jujuy.gov.ar

De miércoles de lunes de 8.30 a 18



Cerro Morado - Guía Oscar Branchesi

T: (0388) 495-5117 / (0388) 15-682-3007

info@cerromorado.com.ar

http://www.cerromorado.com.ar/

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.