srcset

Carnaval

Una noche de carnaval en Montevideo, entre murgas y tablados

Gabriela Cicero
(0)
21 de febrero de 2020  

MONTEVIDEO.- El Carnaval, la máxima fiesta popular uruguaya, no escatima tiempo para la diversión, con la celebración más larga del mundo. Mientras que el resto de los carnavales se despide hasta el año que viene, Montevideo continúa hasta al menos la primera semana de marzo ofreciendo una completa programación de espectáculos en diferentes tablados. Una buena oportunidad para descubrir sus afamadas murgas, humoristas, parodistas y más agrupaciones carnavalescas.

Quien quiera sumarse a esta gran fiesta, puede llegar a la capital uruguaya en apenas dos horas y media, cruzando en ferry el Río de la Plata.

Aquí, el verano es sinónimo de Carnaval: los festejos arrancan en diciembre, cuando gana las calles el Carnaval de las Promesas. La tradición está asegurada porque uno 1500 chicos integran agrupaciones con las mismas categorías que los adultos. Ni hablar de la previa, que comienza en noviembre, con las pruebas de admisión de las agrupaciones, abierta al público.

Este año la inauguración del Carnaval fue el 23 de enero, como es habitual, sobre la Avenida 18 de julio, donde marcharon: parodistas, murgas, humoristas, revistas y agrupaciones de negros y lubolos (blancos pintados de negro), acompañados por carros alegóricos y cabezudos. Al día siguiente, llegó el turno de las escuelas de samba. Hace una semana, se hizo el gran desfile de Las Llamadas, una de las citas ineludibles con los afrouruguayos, donde unas 40 comparsas con miles de tambores despertaron las más intensas emociones al ritmo del candombe. Esta manifestación anima los barrios Sur y Palermo, donde originalmente estaban los conventillos de los descendientes de los esclavos.

Cantos postelectorales

Los montevideanos tienen dos grandes pasiones: el fútbol y el carnaval. Así como son hinchas de un equipo, también lo son de una murga. Hay una veintena de estas agrupaciones que durante el verano saltan de tablado en tablado, por los barrios. Tener una murga propia es el sueño de muchos. Igual que un equipo de fútbol, puede contar con los mejores jugadores y conseguir patrocinio. La creación de una murga puede insumir hasta 100.000 dólares. Son costosas y a veces no logran recuperar sus gastos.

Raúl García, tallerista del Museo del Carnaval y percusionista de La Tríada, cuenta que las murgas compiten por un premio, que consiste en la recaudación del Teatro de Verano Ramón Collazo, en el Parque Rodó, un centro de espectáculos a cielo abierto, de la Intendencia Municipal, donde se presentan frente al jurado (y el público), durante 45 minutos de show, ni más, ni menos.

La murga Cayó la Cabra durante el desfile inaugural
La murga Cayó la Cabra durante el desfile inaugural Crédito: Marcelo Bonjour/El Pais

Por reglamento, las murgas están compuestas por entre 14 y 17 hombres, aunque de a poco comenzaron a participar mujeres. Maquillados y con extravagantes trajes, cantan, bailan, recitan y en especial, hacen catarsis. El humor político lo es todo, y este año más aún por el cambio de gobierno. El 1° de marzo asume el nuevo presidente Luis Lacalle Pou. ¿Qué rubros se califican en una murga? Arreglos corales, voces y musicalidad; fundamento de la categoría (la comicidad); textos; puesta en escena y movimiento escénico. La murga brilla sobre los escenarios. Un concepto muy distinto al de la murga argentina más asociada al baile en la calle. Durante el carnaval, hay muchas opciones para ver murgas en vivo, ya que Montevideo desborda de tablados donde se presentan cada noche.

En cada barrios hay tablados comerciales y también populares, donde la comida es más barata. Un clásico es el choripán acompañado por cerveza. Aunque de a poco también van apareciendo propuestas más gourmet a bordo de food trucks.

En un ritmo alocado, las murgas pueden hacer tres presentaciones en una sola noche, como el caso de La Consecuente. No pareciera afectarles el calor de las potentes luces del tablado del Museo de Carnaval que colorean aún más sus voluminosos trajes y el maquillaje cargado de sus caras. Es todo de inspiración veneciana, menos el calor que los hace transpirar, sin importarles nada, por que es Carnaval. Con botella de agua fresca en mano están listos para conquistar el próximo tablado.

German Aycardo, director de La Consecuente, cuenta que se crió en una familia carnavalera. "El carnaval es una costumbre, una manera de criarse. Lo vivimos todo el año, no solo los tres meses que dura el concurso oficial. Con la murga empezamos a ensayar en julio, dos veces por semana, y después tres veces y más tarde, todos los días. Nos vemos más entre nosotros que con la familia". El puestista en escena de La Consecuente, Javier Ferlat, explica el trabajo artístico que involucra armar un nuevo grupo. "Es un proceso que dura varios meses, de trabajo en los matices, las voces, para que todo se amalgame correctamente. Y después, el tema creativo de buscarle la vuelta para que el espectáculo sea atractivo, que dentro del género pueda tener el humor y la crítica suficiente que es lo que el público espera. Es una muy linda experiencia, especialmente cuando se va de tablado en tablado y se recibe al público de esta forma".

Mientras la murga se retira, entre chiste y chiste, dos presentadores entretienen a la audiencia, a la que también invitan a jugar al bingo. La noche recién comienza, porque habrá más presentaciones de agrupaciones.

En el mismo museo, durante el día, el tallerista Gabriel García recibe turistas de todas partes del mundo. Durante la visita, destaca la importancia de aquello que casi ni se ve en el fondo del escenario: la batería de la murga (bombo, redoblante y platillo), cuyo ritmo, la marcha camión, le pone el alma a la fiesta. Con vitrinas de fondo, donde se exhiben antiguos trajes y un muñeco cabezudo, García enseña los instrumentos y los ejecuta para contar la historia del Carnaval uruguayo a través de la música. Además, ejemplifica con un bombo como se adaptan otros géneros musicales a la batería de la murga, como el rock, la bossa nova y hasta un vals. Si se lo pide el grupo, arma una batería con tan solo el sonido de las palmas. Visitar el museo es una gran elección.

Exhibición de trajes típicos en el Museo del Carnaval
Exhibición de trajes típicos en el Museo del Carnaval Crédito: Andrea Addiego

Para tomar nota, algunas de las agrupaciones más destacadas. Entre las murgas: Curtidores de Hongos, Agarrate Catalina, Un título viejo, Queso magro, Metele que son pasteles, La trasnochada (ganadora 2019), La mojigata, La gran muñeca, La Clave (de Maldonado), Doña Bastarda, Cayó la cabra. Los parodistas: Aristophanes, Los muchachos, Zíngaros, Nazarenos, Momosapiens. Lubolos: Yambo Kenia y Tronar de Tambores. Revistas: La compañía, House. Humoristas: Cyranos, Los Choby's y Sociedad Anómima.

Entre los tablados, vale la pena darse una vuelta por: El velódromo, Monumental de la Costa (Canelones), 1° de Mayo (en la Plaza 1° de Mayo), Teatro Movie, en un shopping, Rural del Prado, Monte la francesa y Gigante de buceo.

Durante el día, se podrá aprovechar la playa y la interminable rambla, con bañistas y deportistas, porque Montevideo vive de cara al río.

Datos útiles

Cómo llegar

El tramo Buenos Aires-Montevideo en Buquebús ronda los 4500 pesos, en clase económica. Tarda dos horas y media. Si se viaja hasta Colonia (1 hora), con conexión en bus a Montevideo (3 horas) cuesta alrededor de 2200 pesos. Si viajan 4 personas, la bodega es gratis. Buquebus.com

Alojamiento

A 400 metros de Playa Pocitos y 800 del Shopping Punta Carretas, el Hotel Dazzler, by Wyndham Montevideo, ofrece la habitación simple por 72 dólares. Incluye desayuno buffet americano, acceso al gimnasio, spa y piscina descubierta. Si se reserva desde la Web del hotel, se obtiene un minibar de bienvenida, gratis y late check out.www.dazzlermontevideo.com.es/

Gastronomía

Comer en los tablados es económico. Una hamburguesa cuesta 120 pesos uruguayos (3,16 US$), una gaseosa, 70 (1,84 US$), una lata de cerveza, 90 (2,37 US$).

Tablados y museo

Entrada al Museo del Carnaval a visitantes del Mercosur (80 pesos uruguayos, 2,10 US$). Rambla 25 de Agosto de 1825 Nº 218 esquina Maciel. Paseo noche de Tablado: si se visita el tablado de noche para ver espectáculos, se incluye también una visita guiada por el Museo del Carnaval, asientos preferenciales y una copa de bienvenida. La entrada cuesta 35 dólares. Se reserva hasta las 15 horas del día anterior a la función. No se suspende por lluvia. Viernes y sábados, de 19 a 22. Menores de hasta seis años, gratis. museodelcarnaval.org

La cartelera de tablados se actualiza en la web de Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos Populares de Uruguay: daecpu.org.uy

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.