Suscriptor digital

El modelo Airbnb se expande a la náutica

Una nueva plataforma web busca reunir a quienes quieren vivir experiencias náuticas, tengan licencia o no, con propietarios de embarcaciones
Una nueva plataforma web busca reunir a quienes quieren vivir experiencias náuticas, tengan licencia o no, con propietarios de embarcaciones
Julieta Bilik
(0)
17 de febrero de 2019  

Se reduce a coordenadas y punto de vista: pasar de observar con entre curiosidad, admiración y distancia a los barcos, lanchas y veleros estacionados en cualquier muelle, a convertirse en protagonistas de altamar. Ahí radica la propuesta de Popey, una plataforma web que se propone como intermediario entre los que quieren navegar y aquellos que son propietarios de las embarcaciones. Como Airbnb y Booking, un modo de simplificar la búsqueda para hacer más fáciles las vacaciones y darnos tiempo para husmear en las opciones posibles y planificar. Viajar antes de viajar.

La plataforma surgió de mentes que se criaron en las costas uruguayas y ya está presente en 15 ciudades de América latina. Creada por Emiliano Bar, Daniel Cleffi y Federico Olivera fue lanzada el verano pasado tras un año de investigación y hoy funciona como una página web disponible para computadora de escritorio y mobile.

Emiliano Bar, que pertenece a una familia de tradición náutica y "prácticamente nació arriba de un barco", explica el mito de origen: "Hace unos años en un viaje a Estados Unidos descubrí que existía este modelo de negocio de alquiler de embarcaciones y me pareció súper atractivo".

"Como los viajes son muy inspiradores para mis proyectos un par de años después durante un viaje a Brasil quise alquilar una tabla de surf, pero no encontré dónde. Ahí volvió a mí la idea de cuánto más fácil sería si tuviera la información en el celular. Lo mastiqué bastante y lo comenté con Daniel Cleffi, mi socio, quien también es fanático del mar y ex miembro de la marina. Le pareció una idea muy buena así que decidimos encarar el proyecto juntos".

Apto para todo público

La oferta incluye desde alquiler de lanchas y veleros, hasta clases de surf
La oferta incluye desde alquiler de lanchas y veleros, hasta clases de surf

En Popey la oferta no se reduce solo a grandes yates, cruceros o veleros difíciles de comandar. Hay opciones de otro calibre como alquiler de tablas de surf, kitesurf y vela con clases, o renta de lanchas y motos de agua. Pero su fuerte son los alquileres de embarcaciones para paseos, presentaciones de productos, fiestas, salidas románticas y despedidas de solteros.

Por eso Bar define a Popey como un proveedor todoterreno de experiencias náuticas. "Todo el que quiera acercarse al mar y creía que no podía, con Popey podrá. La mayoría de nuestras embarcaciones son con capitán por lo que no es necesario saber navegar. De hecho, la mayoría de los usuarios que tenemos nunca había navegado y lo toman como algo novedoso, muchos ni siquiera sabían que podían hacerlo".

Según cuenta Bar, por la idiosincrasia de nuestra región y en particular del Río de la Plata, la mayoría de los dueños están alquilando sus embarcaciones con capitán, que pueden ser ellos mismos o alguien de su confianza. De esta forma se abre un panorama muy amplio porque pueden navegar todos, incluso los que no tienen licencia. "A eso apuntamos: a los que quieren vivir la naturaleza de otra forma, aventurarse en una nueva experiencia: parejas que quieren vivir una situación romántica en un velero, empresas que quieren sorprender a sus clientes, grupos de pesca...y tantos más".

Por ahora operan en Uruguay, Argentina (la costa y sumando oferta en lagos de Córdoba, Bariloche, Ushuaia y el resto de Patagonia) y están comenzando en Brasil: ya están en Angra dos Reis pero es un mercado en el que se quieren afianzar dada la poca estacionalidad de su turismo y el tamaño de su alcance.

Con el apoyo de la ANII (Agencia Nacional de Investigación e Innovación de Uruguay) lograron validar el negocio tras constatar que por estos lares había -y muchos- potenciales usuarios. Por ahora, cuentan con unos 600 usuarios y 250 propietarios, pero las expectativas son ambiciosas. "La idea es que aquel que se sienta atraído por la aventura no pierda la oportunidad y aproveche. Popey es seguro y está pensado para que los precios sean acordes a todos. Para una pareja puede costar alrededor de 30USD", explica Bar.

Si se trata de coordenadas y punto de vista, nada mejor que pensar las vacaciones con otra perspectiva: desde al mar hacia la ciudad.

En el viejo continente

Nautal es la opción europea. Tiene más de 25.000 embarcaciones en oferta, está presente en 49 países y cuenta con más de 30.000 clientes. Fue fundada en 2013 como una plataforma web para poner en contacto a empresas de servicios náuticos y propietarios de barcos con usuarios que buscan disfrutar de su ocio navegando. Y desde entonces, sigue creciendo.

En enero pasado absorbió a la británica Incrediblue, la startup pionera en el sector y un referente en el Mediterráneo Este, que también opera en el llamado nuevo continente (concentrándose en Miami y Cancún aunque buscan crecer en las costas brasileñas y las colombianas) ya que el 14% de sus usuarios proviene de países latinoamericanos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?