De la compra virtual a las operaciones concretas

deAutos.com y su estrategia de ventas
(0)
1 de diciembre de 2001  

Con la compra de Automax, líder en compra y venta de automóviles usados, deAutos.com ( http://www.deautos.com ) consolida su estrategia para capitalizar el volumen mayor de las transacciones que se inician en el mundo virtual, pero terminan cerrándose en el real. Con deAutos Playa, el portal de venta de autos por Internet estima incrementar sus transacciones anuales de US$ 8 millones a US$ 18 millones.

La adquisición de Automax, perteneciente a OK Furlong, empresa dedicada a la preentrega de unidades a las terminales, implicó una inversión de US$ 400.000, por el predio ubicado en avenida Mitre 3745, Vicente López; su sistema de comercialización, empleados y vehículos existentes, más las mejoras orientadas a la verificación técnica de cada una de las unidades en venta, que constituye una de las propuestas de valor de deAutos Playa.

Para otorgar mayor seguridad al comprador y hacer más transparente la operación, los autos usados cuentan con garantía extendida.

Entre los usuarios del site, un 50% que se interesaba por un vehículo lo compraba dentro de los 30 días siguientes.

Pero el 90% de estas operaciones se cerraba por otros medios.

Con la playa, el portal intenta aumentar su participación en el cierre de operaciones de compra y venta de vehículos.

En el mercado de usados, el mayor volumen está en las transacciones entre particulares, y hoy no hay un actor fuerte que las intermedie. Quien elige un auto a través del sitio puede ir a verlo a un lugar seguro, probarlo dentro del predio y comprarlo con la tranquilidad de las garantías mecánica y de documentación DeAutos.com fue lanzado en diciembre de 1999 con una inversión inicial de US$ 3 millones. Sus principales accionistas son los fundadores Hernán De Laurent, Manuel Villaverde y South Net, del fondo Southern Cross.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.