Justicialista, el deportivo hecho en la Argentina

El vehículo tenía un motor V8 de 116 hp. El prototipo se presentó en 1953
(0)
20 de enero de 2006  

Durante la segunda presidencia de Juan Domingo Perón, en Córdoba estaban las instalaciones de las Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado (IAME), una de las organizaciones que mostró su eficiencia en el campo industrial.

"En la década del cincuenta, la IAME logró que la industria argentina tuviera su propia marca. Aunque Perón tenía pasión por las motos también amaba los autos.

"El quería que el país tuviera un auto deportivo distinto, pero con la esencia de un auto europeo. Así, fue el pedido hecho a los ingenieros de la IAME, que desarrollaron una máquina muy moderna para las que había en ese tiempo", comentó el experto en autos clásicos, Eduardo D´Auria.

El ingreso de esta industria en el área de los autos sport fue con la novedosa tecnología del plástico reforzado (poliéster) con fibra de vidrio.

"Este fue el primer auto, junto con el Corvette, de General Motors, que utilizó este material moldeado en una sola pieza. Se sabe que este auto fue un prototipo que sirvió como banco de pruebas en el que se experimentó todo.

Liderado por el ingeniero Ambrosi Taravella, el equipo presentó el Justicialista Sport en 1953.

En la fábrica se desarrolló el motor V8 que dio origen a la familia de motores de dos, cuatro y seis cilindros en V y en línea, que cubrían una gran gama de potencias", comentó D´Auria.

Una de las características es que la carrocería de este prototipo, "es incombustible, no sufre el óxido ni la corrosión", comentó el experto.

Historia

Chasis tubular como los viejos autos sport

Este prototipo usa neumáticos 600/16 y el chasis es de cromolibdeno tubular muy trabajado como los autos sport de aquella época. El auto nació sin manija de puertas ni capota.

Los faros son Marchal (franceses) pero el resto fue fundido, elaborado y diseñado en la Argentina. En el interior los instrumentos se hicieron especialmente para este auto, tiene velocímetro, cuenta vueltas y un reloj combinados con cuatro medidas y el volante es un Nardi.

Tiene todos los detalles originales hasta la chapita que dice justicialista.

La apertura del baúl se realiza mediante un sistema escondido en el empalme de la puerta del conductor y la carrocería.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.