Las rurales atacan de nuevo

Con la Golf Variant, Volkswagen vuelve sobre una plataforma muy apreciada en otras latitudes y que aquí tuvo modelos emblemáticos. Potente y versátil, tiene motor 1.4 TSI de 140 CV y caja automática de 7 marchas
Gabriel Tomich
(0)
31 de octubre de 2015  

Los utilitarios deportivos o SUV, los monovolúmenes y hasta los vehículos multipropósito (MPV), quizás por su polivalencia, marcaron territorio en nuestro país sobre dos tipos de modelos que antaño se disputaban las preferencias de la familia: los autos grandes y las rurales o break.

Grandes o medianas, sobre la plataforma de sus hermanos sedán, la mayor capacidad de carga y versatilidad las hicieron las preferidas de una buena cantidad de público, destacándose en su momento la Ford Falcon rural, los Renault R12 y R18 Break, la Ford Escort rural, entre otras. Justo es decir que sólo el Fiat Palio Weekend, en su categoría, mantuvo con cierta vigencia esta silueta conocida en la actualidad como station wagon.

Con el flamante Volkswagen Golf Variant, este tipo de carrocería, muy apreciado en Europa (donde incluso hay no pocas versiones SW deportivas y picantes) está de regreso, como único ejemplar de su especie, entre los modelos medianos generalistas de nuestro mercado.

¿Marcará tendencia? El tiempo lo dirá. Lo concreto es que con este modelo Variant la gama Golf incorpora una versión de neto corte familiar, sin perder la agilidad, las notables prestaciones y la esencia deportiva que caracterizan a este verdadero caballito de batalla mundial de Volkswagen.

Con este VW Golf Variant el usuario familiar tiene, además, una opción que difiere de los SUV y los MPV, en el sentido que se trata básicamente de un automóvil con todas las virtudes de éstos: posición de manejo cómoda; centro de gravedad más bajo, lo que conlleva a un mejor comportamiento dinámico; más maniobrabilidad; aerodinámica superior (incluido un diseño más elegante) e, incluso, la posibilidad de utilizar mecánicas de menor cilindrada y mayor eficiencia.

Todo esto lo ofrece este VW Golf Variant, del que probamos la versión tope de gama Highline con el versátil motor 1.4 TSI, que apela al downsizing de la cilindrada y a la sobrealimentación mediante turbocompresor para entregar 140 CV a 4500 rpm y un par motor de 250 Nm (25,5 kgm) entre 1500 y 3500 vueltas.

Este último parámetro, junto con la excelente caja de velocidades DSG de doble embrague y 7 marchas (que también tiene modo Sport, pero carece de levas en el volante, algo que le vendría muy bien), hacen que el Golf Variant responda con máxima agilidad en cualquier situación de marcha, tanto en ciudad como en ruta. Lo corrobora una aceleración con partida detenida hasta 100 km/h de menos de 10s y recuperaciones de 80 a 120 km/h en poco más de 6 segundos. Todo con un consumo ajustado a las características de la mecánica (algo más de 10 l/100 km en ciudad y de 7 l/100 km a 120 km/h). Cabe acotar el aporte del sistema Start&Stop del motor cuando el auto se detiene en un semáforo o paso a nivel, lo que ayuda a ahorrar combustible en la ciudad.

Dócil y muy franco en todo tipo de trayectoria, lo que lo hace muy agradable y seguro para viajar en ruta. Por las dudas, también cuenta con tracción de estabilidad (ESP) y de tracción (ASR), que pueden desconectarse, y bloqueo electrónico de diferencial (EDL). Si a esto le sumamos una dirección con asistencia eléctrica muy rápida, progresiva y precisa, más un conjunto de frenos a disco en las 4 ruedas con ABS y demás asistencias electrónicas al frenado (que lo detienen de 100 km/h a 0 en 40 m), podemos afirmar que el Golf Variant ofrece un comportamiento dinámico impecable. Mejor aún, más allá de la firmeza característica de las suspensiones de los autos de origen alemán, el confort de marcha urbano también es muy bueno, copiando los desniveles y absorbiendo los golpes de pozos y baches sin transmitirlos al habitáculo.

Para destacar, en especial en la ruta, los potentes faros de bixenón adaptativos para iluminación en curva que, además, tienen regulación automática de altura y lavafaros. El impecable equipo lumínico incluye luces de circulación diurna y luces antiniebla delanteras y traseras.

Entre las ventajas enumeradas de este modelo tipo station wagon está sin duda la habitabilidad y la mayor capacidad de carga. El compartimiento para ésta, es accesible desde los asientos y ofrece, con 605 litros (que llega a 1620 rebatiendo los asientos traseros tipo 40/60), un volumen incluso superior al de los sedanes medianos (cuatro puertas con baúl). El espacio para los pasajeros traseros es ajustado, pero suficiente, para dos adultos. Todo en un entorno de materiales y terminaciones de gran calidad.

La posición de manejo es óptima y fácil de regular por los múltiples ajustes de la butaca (eso sí, con reglaje manual). El instrumental es el clásico de Volkswagen: grandes y deportivas esferas (muy legible tanto de día como de noche) con el display central para la variada y completa información de la computadora de viaje. El resto de los comandos están bien ubicados, incluyendo los del volante multifunción. Otro punto alto de este VW Golf Variant, en especial por tratarse de un vehículo para la familia, es el amplio equipamiento de seguridad pasivo que ofrece 7 airbags (frontales, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor), ganchos Isofix para los asientos de niños y detector de cansancio del conductor, entre otros.

El equipamiento de confort también es muy amplio. Se destacan el arranque y parada del motor mediante un botón y llave de aproximación (que también sirve para abrir el auto), el techo panorámico (que aporta mucha luminosidad en el interior), la pantalla táctil de 5,8" centraliza todo el manejo del audio (radio, CD Changer en la guantera), las siluetas del eficiente sistema de sensores estacionamiento Park Assist (no tiene cámara) y múltiple información de la computadora. Sin embargo, carece de navegador y de puerto USB, dos funciones que se utilizan mucho en nuestro país.

Único en su especie, el Volkswagen Golf Variant, que cuesta $ 320.167, es una excelente opción para los usuarios de vehículos familiares que prefieren las bondades de un automóvil antes que las de un SUV o un monovolumen.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.