Bares en plazas: sólo avanzan tres proyectos que dividen a los vecinos

La Ciudad apura la instalación en Parque Patricios, Parque Chacabuco y en los bosques de Palermo; mientras unos temen perder el espacio verde, otros creen que sumarán más servicios
Virginia Mejía
(0)
25 de septiembre de 2016  

A más de dos años de sancionada la ley porteña que impulsa la creación de bares en parque publicos y grandes plazas, sólo se avanza en tres proyectos: Parque Patricios, Parque Chacabuco y los bosques de Palermo. Si bien la cantidad de predios afectados por la norma son 35, algunos planes sufren demoras debido a protestas de vecinos que temen perder espacio verde disponible. Mientras, continúa la polémica entre el gobierno porteño y las organizaciones civiles. Eso sí: la venta ambulante callejera en estos espacios prolifera sin control.

En mayo de 2014 la legislatura porteña aprobó la ley 4950 que autoriza la construcción de bares en todas las plazas que tengan más de 50.000 metros cuadrados de superficie. La norma incluye a los parques Roca, Centenario, Lezama, Saavedra, Sarmiento e Indoamericano, entre otros. A cambio de la concesión por cinco años que les da el gobierno, los privados deberán ofrecer, sin costo, Wi-Fi, sanitarios, una estación de vida saludable con zona de descanso e hidratación, biblioteca y estacionamiento.

En los bosques de Palermo, prolifera la venta ambulante de alimentos
En los bosques de Palermo, prolifera la venta ambulante de alimentos Crédito: Ricardo Pristupluk

"Por el momento se van a utilizar edificaciones ya existentes para realizar las áreas de servicios en bares. El principal valor de estas áreas es sumar baños a las plazas y parques, un reclamo recurrente entre los vecinos", indicaron a LA NACION voceros de Ministerio de Ambiente y Espacio Público. A fin de año, la Ciudad avanzarán en el proyecto del Parque Tres de Febrero (Palermo) con la trasformación de un antiguo chalet. El lugar, conocido como Casa Joven o El Tambito, es una construcción abandonada ubicada a metros del Jardín Japonés, sobre la avenida Berro. Hoy se ven allí escombros, estatuas en medio de pastos crecidos, ventanas tapiadas y parte del paredón que la protegía fue derribado. La obra es de 1870 y en sus orígenes se la llamó El Tambito debido a que allí se repartía leche a los chicos que visitaban el parque.

La Asociación de Amigos del Lago de Palermo, que desde hace una década reclama la restauración del chalet, cuestiona el proyecto. "Los materiales del urbanismo son: el sol, el espacio, los árboles, el cemento y el acero; en este orden y en esta jerarquía. Hoy la Ciudad está proponiendo colocar ilegalmente un bar con servicios en El Tambito; un verdadero despropósito", asegura Osvaldo Guerrica Echevarría, presidente de la organización civil.

Sin embargo, otros creen que los cambios en la llamada Plaza Sicilia, una de las zonas menos transitadas de Palermo, traerán aparejadas mejoras, especialmente en temas vinculados a la seguridad. "Si instalan un bar en El Tambito se evitaría que el chalet vuelva a ser tomado. Es una zona peligrosa. A mí ya me robaron cuatro veces", asegura Alejandra. Por su parte, Ariel Rafanelli, un vecino de Palermo que suele llegar cargado de bolsos y mochilas, afirmó: "Sería muy útil que pongan un bar donde uno pueda tomar algo o ir al baño. Con mi señora estamos cansados de tener que venir con bebidas, mate y comida para los chicos".

Parque Sarmiento, uno de los espacios donde se instalarán bares
Parque Sarmiento, uno de los espacios donde se instalarán bares Crédito: Ricardo Pristupluk

En Parque Chacabuco "en los próximos días y a pedido de los vecinos avanzaremos con el proyecto", adelantaron funcionarios. De esta manera, se retomaría el plan frenado en enero pasado cuando los vecinos indicaron que el parque ya tenía, desde hace más de 35 años, un bar bajo la Autopista 25 de Mayo y que diversas construcciones redujeron considerablemente el espacio verde disponible de 20 hectáreas a tan sólo 8.

Además, en Parque Patricios existe un plan para instalar un bar que, según algunos vecinos, afectaría la biblioteca sobre la avenida Caseros. Sin embargo, el gobierno asegura que la obra (hoy frenada por la Justicia) no perjudicará la biblioteca, sino que se agregará un área de servicios. "El edificio original se conserva, demoliendo tan sólo un sector. Esta modificación se compensa ampliando la sala de la biblioteca que contará con mobiliario nuevo y mejor iluminación", aseguran.

Cerca de la Avenida General Paz, en la zona de Parque Sarmiento, Laura Basualdo, acompañada por su familia dice estar de acuerdo con el arribo de los bares a las plazas, aunque tiene sus reparos. "Estaría bueno que haya una confitería, pero que respeten el ecosistema, que se mantenga el parque limpio y que no afecte la flora ni a la fauna. Lo que no me gustaría es que pongan música fuerte. La tranquilidad que hay acá es increíble".

Parque Centenario sería otra de las áreas donde recalarían los bares. Y aquí los vecinos están más reticentes. Mientras tanto, las indefiniciones posibilitan que los vendedores ambulantes sigan haciendo su negocio.

Cuáles son las exigencias que deben cumplir

Qué dice la ley

La normativa porteña autoriza la instalación de bares con áreas de servicios en todas las plazas y parques de más de cinco hectáreas de superficie. Hay 35 espacios en la ciudad

Servicios

Los bares deberán tener 30 metros cuadrados cubiertos, aunque no podrán abarcar más de 100 metros cuadrados en total

Alimentos

Los bares deben estar situados a más de 50 metros de distancia de la calle para no competir con los comercios del barrio, y sólo podrán vender bebidas sin alcohol y comidas al paso, como por ejemplo tostados, golosinas y productos de confitería. Y deben tener opciones para personas diabéticas y celíacas

Concesión

Su uso será cedido a privados con permisos de uso precario de hasta cinco años. Un 30% deberá ser otorgado a ONG

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.