Quién debe pagar el arreglo de las veredas rotas: ¿el vecino o el Estado?

Crédito: Emiliano Lasalvia
La responsabilidad depende de las circunstancias; empresas, personas y el Gobierno, en la mira
Diego Sucalesca
(0)
18 de abril de 2017  • 07:14

La regla indica que el Estado, en este caso el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires , es el responsable por el buen estado de la vereda y su reparación. Sin embargo, hay excepciones.

  • La responsabilidad recae sobre los hombros de los vecinos frentistas cuando se realizaron obras en el frente de la propiedad que dañaron la acera, cuando la vereda fue mal reparada, en casos de desgaste por el uso normal de peatones o vehículos y cuando la vereda se deteriora por mal uso.
  • Cuando a la acera la rompen empresas de servicios públicos o privados, como empresas de telefonía, agua potable, energía, gas o televisión, el arreglo de los daños debe correr por cuenta de la compañía que realizó la apertura. Si las empresas no cumplen con la reparación o con las condiciones de obra, se las puede denunciar ante el ente que las regula, por la línea gratuita 147 o en la sede comunal correspondiente.
  • En cambio, si la vereda está rota como consecuencia de obras de pavimentación, repavimentación o recapado de calles y avenidas, o por trabajos relacionados con el alumbrado público, la señalización luminosa, la demarcación y el corte de raíces de árboles o la extracción de aquellos que fueron plantados por la comuna, el responsable es el Ministerio de Ambiente y Espacio Público.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.