Clima de duelo y alerta máxima: cómo cuentan la pandemia los escritores que viven en Estados Unidos