La cumbia de E.T.

La cumbia de Spielberg
La cumbia de Spielberg Fuente: Brando - Crédito: Gaspar Kunis
Humphrey Inzillo
(0)
8 de mayo de 2019  

En la Navidad de 1982 se estrenó, en todos los cines de América Latina, la que se transformaría en una de las películas más icónicas de los 80: ET, El extraterrestre. Ese muñeco, símbolo de la infancia para toda una generación, aparece en la portada de este compilado de éxitos bailables lanzado en Colombia. El álbum incluye cumbia, salsa y guararé, ritmos tradicionales que forman parte del acervo de un sello que para la escena colombiana es tan icónico como el film de Steven Spielberg: Discos Fuentes.

Fundado en Cartagena en 1934 por Antonio Fuentes, su emblemático logo amarillo, con la imagen de la famosa torre del reloj de la ciudad amurallada recortado en fondo azul es canónico, se transformó en un sello de calidad para los amantes de la música tropical. Su catálogo incluye una serie de discos emblemáticos, como los 14 cañonazos bailables. Y artistas como Joe Arroyo, Fruko y sus Tesos y Rodolfo Aicardi, entre muchos otros.

Este ejemplar llegó a la discoteca de La Vida Circular desde Bogotá, gentileza del maestro Jaime Andrés Monsalve, melómano y director musical de la Radio Nacional de Colombia, que apunta: "La canción «E.T. El extraterrestre» originalmente se llamaba «Rapsodia del Chinito», solo que le agregaron algunos efectos espaciales para sumarse al boom de la película. Es de Afrosound, un grupo que había armado Julio E. Estrada (Fruko) para emular el estilo de cumbia con guitarra eléctrica que había surgido en Perú". Aires psicodélicos que evocan al espacio exterior y producen un impensable encuentro cercano del tercer ritmo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.