Libros con pelos, garras y plumas: animales literarios para pequeños lectores