Polémica por el traslado de obras del patrimonio del Museo de Tandil

El flyer del Museo Lucy Mattos de San Isidro que anuncia la muestra con obras del Museo de Tandil
El flyer del Museo Lucy Mattos de San Isidro que anuncia la muestra con obras del Museo de Tandil
Daniel Gigena
(0)
20 de marzo de 2019  • 17:30

Más de treinta referentes culturales tandilenses emitieron hace poco más de una semana un comunicado en que alertaban sobre el traslado de doce obras del patrimonio del Museo Municipal de Bellas Artes de Tandil (Mumbat), desde esa localidad hasta San Isidro, donde se encuentra el Museo Lucy Mattos, una institución de gestión privada. El Mumbat posee una de las colecciones más importantes del país, con obras de artistas argentinos como Antonio Berni, Emilio Pettoruti, Benito Quinquela Martín, Ramón Gómez Cornet y Martín Malharro.

Norma lvarez, Inés Szigety, Marcelo Alzetta, Inés Olázabal, Cristian Segura, Gustavo Tissier y otros artistas de Tandil advirtieron que Iliana Gnocchini, coordinadora de museos de Tandil (y no directora, como se la presenta en el comunicado de la asociación), había aprobado que doce obras de la colección de arte argentino del museo fueran "embaladas en cartón corrugado y cinta adhesiva", y trasladadas por un flete que se dedica a mudanzas locales desde Tandil hasta la zona norte del Gran Buenos Aires. Por el préstamo de ese valioso patrimonio, Mattos había pagado una póliza de seguros que cubre apenas un pequeño porcentaje del valor real de las obras y que fue considerada "irrisoria" por los artistas: asciende a 42.000 dólares.

Entre otros, hay trabajos de Berni, Pettoruti, Carlos Gorriarena y Ricardo Carpani. "Dicho centro cultural privado no cumple con el estándar de seguridad y conservación de obras de un museo -se puede leer en el comunicado-. Sin embargo, la directora del Museo de Bellas Artes, Indiana Gnocchini, y la subsecretaria de Cultura y Educación, Natalia Correa, pretenden llevar allí obras como Gato gris de Berni y Contraluz de Pettoruti. Para dimensionar el riesgo, basta saber que Concierto, una obra similar de Pettoruti, fue subastada en 2012 en Christie's en 794.500 dólares".

Desde el municipio, informaron que la subsecretaria de Cultura y Educación de Tandil se halla de vacaciones en estos días. Ningún funcionario del Municipio de Tandil realizó declaraciones.

Valor simbólico versus valor patrimonial

El comunicado se publicó en la prensa local, donde en estos días la noticia del préstamo de las obras de arte compartió la primera plana con la visita de la reina de Dinamarca a Tandil, y provocó efectos. Desde la comisión de Cultura y Educación del Honorable Concejo Deliberante de Tandil, se convocó ayer a Gnocchini para que brindara detalles sobre el préstamo de obras. "Nos dijo que para la póliza se había fijado un valor simbólico de las piezas, en lugar de uno real", declaró a LA NACION la presidenta de la comisión, María Eugenia Poumé, de Unidad Ciudadana. Poumé indicó que la oposición en su conjunto (formada por su partido, el justicialismo y el bloque Integrar) había solicitado al intendente de Tandil, Miguel Ángel Lunghi (Cambiemos), la inmediata restitución de las obras al Mumbat. "También pedimos la intervención de la Defensoría del Pueblo, a cargo de Paula Lafourcade. Si no obtenemos pronta respuesta, apelaremos a la Justicia", agregó.

Por su parte, en comunicación con LA NACION una asistente de Gnocchini ratificó las declaraciones que la funcionaria había hecho a la prensa sobre los procedimientos para enviar obras a espacios públicos y privados, los mismos que realizó "más de una veintena de veces" desde que está al frente del Mumbat, hace más de una década. Además, hizo constar que la invitación del Museo Lucy Mattos había sido aprobada por el Ejecutivo tandilense y el Concejo Deliberante. En el encuentro, Gnocchini y los representantes de la comisión coincidieron en una sola cuestión: trabajarán en la creación de una reglamentación para el préstamo y circulación de obras. Respecto del regreso o la permanencia de las obras en San Isidro, la funcionaria espera la resolución de las autoridades.

Desde el Honorable Concejo Deliberante de Tandil, advirtieron también que las obras habían sido trasladadas tres días antes de la fecha de entrada en vigencia de la póliza, cuyo plazo va del 15 de este mes al 31 de mayo.

Las obras salieron de Tandil el pasado 12 y ya están en el Museo Lucy Mattos. La inauguración de la muestra Tandil, piedra que late está prevista para el domingo próximo. En conversación con LA NACION, Mattos aseguró que Gnocchini llegaría mañana a Buenos Aires para cuidar el montaje de las piezas. Según dejó entender, la funcionaria tandilense será también la curadora de la exposición. Junto a las obras del patrimonio del Mumbat, se exhibirán en el museo de San Isidro obras de artistas tandilenses contemporáneos.

En diálogo con este diario, Mattos destacó además que su intención al proponer la muestra había sido dar visibilidad al patrimonio del Mumbat y a otros artistas contemporáneos. "Las obras elegidas giran en torno a los motivos del trabajo y la piedra en la ciudad de Tandil", señaló. Y agregó que la institución que lleva su nombre cumple con las pautas de seguridad establecidas. La entrada al museo, situado en avenida del Libertador 17.426, cuesta $150, y la muestra en cuestión se extenderá hasta el 22 de mayo. Si las obras, por decisión del Ejecutivo o de la Justicia, no retornan a Tandil antes de lo previsto, se podrá visitar la exposición de miércoles a sábado de 11 a 19 y los domingos de 10 a 18.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.