Se reveló quién es el millonario que compró el supuesto Caravaggio

El cuadro "Judith y Holofernes" fue comprado por J. Tomilson Hill, un megamillonario norteamericano y exvicepresidente de la administradora de capitales de riesgo Blackstone.
El cuadro "Judith y Holofernes" fue comprado por J. Tomilson Hill, un megamillonario norteamericano y exvicepresidente de la administradora de capitales de riesgo Blackstone. Crédito: NYT
Robin Pogrebin
(0)
29 de junio de 2019  • 18:58

El megamillonario norteamericano J. Tomilson Hill, administrador de fondos de riesgo y coleccionista de arte, es el misterioso comprador de un cuadro del siglo XVII que fue promocionado como la obra maestra redescubierta de Caravaggio , según una persona al tanto de los pormenores de la venta.

La pintura Judit y Holofernes muestra una escena del Libro de Judit, del Antiguo Testamento, en el que una viuda judía salva a su ciudad del asedio y decapita a un general asirio.

Se estimaba que la obra de arte -que no lleva la firma del maestro italiano- se vendería el jueves pasado en Toulouse, Francia, por al menos 110 millones de dólares, el precio más alto en subasta que hubiese alcanzado una obra de arte en Europa. Pero el martes, los subastadores Marc Labarbe y Eric Turquin anunciaron la cancelación de la subasta, ya que el cuadro había sido vendido a un coleccionista fuera de Francia.

Debido a los términos de acuerdo de confidencialidad en torno a la transacción, el monto pagado por Hill por la obra atribuida a Caravaggio no será revelado. A principios de esta semana, los subastadores dijeron que el precio era mayor que el precio de base establecido para la subasta, que era de 34 millones de dólares.

Al parecer, la obra iría en préstamo a alguna de las grandes salas de Estados Unidos, ya sea el MoMA, la Galería Nacional de Arte, en Washington D.C., o el Museo J. Paul Getty, de Los Ángeles.

A lo largo de los años, J. Tomilson Hill, a quien llaman Tom, y su esposa Janine, directora del programa de becas del Consejo de Relaciones Exteriores, una organización sin fines de lucro, han prestado gran parte de su colección a las principales instituciones de arte de Estados Unidos. En 2014, su significativa colección de piezas de bronce fue exhibida en la Colección Frick. Más recientemente, los Hill le prestaron su obra maestra del renacimiento florentino, Retrato de joven con sombrero rojo , de Jacopo Pontormo, a la Galería Uffizi y el Palacio Pitti, en Florencia, Italia, a la Biblioteca y Museo Morgan, y al Museo J. Paul Getty.

Hill integra el consejo del Museo de Arte Metropolitano de Nueva York (MoMA)
Hill integra el consejo del Museo de Arte Metropolitano de Nueva York (MoMA) Crédito: nyt

Labarbe, un subastador de Toulouse, encontró el Judit y Holofernes en un ático de esa ciudad. Turquin, un marchand de París especializado en grandes maestros que colaboró con Labarbe en el proceso de venta de la obra, llevaron adelante una exhaustiva investigación de cinco años y concluyeron que se trataba de la obra maestra de Caravaggio que se creía perdida desde hace mucho tiempo. Turquin fue contactado por email y no quiso hacer comentarios sobre la transacción.

La pintura no está exenta de controversias, debido al debate en curso sobre su autenticidad. Catalogado como un cuadro pintado en Nápoles alrededor de 1607, Judit y Holofernes fue inspeccionado por varios especialistas en la Pinacoteca de Brera, Milán, entre 2016 y 2017. "El toque de la pincelada gritaba Caravaggio", dijo el director del museo, James Bradburne, en declaraciones para el diario The New York Times.

Otro que confirmó la autenticidad de la pintura fue Keith Christiansen, jefe de pintura europea del MoMA. En su informe, Christiansen dijo que el cuadro es "plenamente coincidente con la obra de Caravaggio", excepto por un área donde la ejecución es atípica, lo que sugiere la posible "intervención de una segunda mano".

Los mismos interrogantes había planteado el Salvator Mundi , la famosa obra maestra redescubierta de Leonardo da Vinci que en 2017 fue vendido por la subastadora Christie's a un allegado del príncipe heredero saudita por 450,3 millones de dólares, el precio más alto pagado por una obra de arte en una subasta.

El Caravaggio fue exhibido en la galería Colnaghi de Londres en febrero, en la galería Kamel Mennour de París en abril, y en la galería Adam Williams Fine Art de Nueva York en mayo.

Si se trata efectivamente de un Caravaggio, el cuadro se convertiría en el sexto cuadro del pintor que está en manos privadas, sobre un total de 69 obras del artista.

"Yo creo que fue comenzado por Caravaggio y terminado por otro artista", dice Fabrizio Moretti, reconocido marchand de obras de grandes maestros radicado en Londres. Como las obras plenamente autenticadas del artista son excepcionalmente pocas, señala Moretti, "esta es la pintura más importante vinculada a Caravaggio que haya salido al mercado en los últimos 20 años".

THE NEW YORK TIMES

(Traducción de Jaime Arrambide)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.