Las brujas son cosa seria: seis ensayos escalofriantes para leer en Halloween

Daniel Gigena
(0)
31 de octubre de 2018  • 13:50

Acusadas, perseguidas, condenadas a la hoguera, las brujas representan el caso más emblemático del sometimiento de las mujeres en la historia. De aspecto maléfico o virginal, astutas o ninfómanas, pobres o cortesanas, las brujas fueron el chivo expiatorio de diferentes poderes, desde la Iglesia hasta reinos e, incluso en la actualidad, pueblos y Estados. Sin embargo, en varias culturas las brujas son portadoras de una sabiduría que crece por fuera de las instituciones y se contrapone a los ideales dominantes de la mujer sumisa, obediente y recatada.

Las brujas no fueron solamente objeto de interés de escritores de fábulas y fantasías para niños y adultos. Antropólogos, historiadores, sociólogos y filósofos abordaron a esos personajes rebeldes y conjurados que perduran a través del tiempo en regiones tan distantes como Nigeria, México, Rumania, Inglaterra, Uruguay y el Amazonas.

La bruja. Un estudio de las supersticiones en la Edad Media, de Jules Michelet

Publicado en 1862, el estudio de Michelet sobre las brujas es el clásico indiscutible en la materia. Mediante una escritura clara y vivaz sobre un tema a veces macabro, ofrece un análisis completo sobre la figura de la bruja y los rituales que se le adjudicaban (pactos con Satán, aquelarres, misas negras, maleficios) a lo largo de la Edad Media y la Edad Moderna. Michelet incluye datos sobre los procesos de brujería de los siglos XVII y XVIII en diferentes regiones de Europa, a los que caracteriza como "horrible literatura sobre la brujería". En la Argentina, este ensayo fue traducido por Estela Canto. "Prestemos atención a que en ciertas épocas, por el solo nombre de bruja, el odio mata a quien quiere. Las envidias de las mujeres, la conscupiscencia de los hombres se apoderan de esta arma tan cómoda. ¿Esta es rica? Bruja. ¿Aquella es bonita? Bruja", escribió el gran historiador francés.

Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación primitiva, de Silvia Federici

El ensayo de Silvia Federici permite releer en clave histórica la figura de la bruja desde una perspectiva feminista. La autora italiana, que sostiene que la caza de brujas fue fundamental para el surgimiento del capitalismo y de la opresión a las mujeres, indica que la estigmatización de las brujas implicaba la demonización de las mujeres que osaban transgredir las normas. Inspirado en La tempestad, de William Shakespeare, Calibán y la bruja es un estudio sobre las luchas antifeudales en la transición de la Edad Media al capitalismo. "La figura de la bruja, que en La tempestad se encuentra confinada a un segundo plano, se ubica en este libro en el centro de la escena, en tanto encarnación de un mundo de sujetos femeninos que el capitalismo no ha destruido: la hereje, la curandera, la esposa desobediente, la mujer que se anima a vivir sola, la mujer obeah que envenenaba la comida del amo e inspiraba a los esclavos a rebelarse". Invitada por la Fundación Rosa Luxemburgo y la editorial Tinta Limón, Federici visitó la Argentina la semana anterior para brindar talleres en diferentes centros culturales y presentar sus libros.

Diosas, brujas y vampiresas: el miedo visceral del hombre a la mujer, de Susana Castellanos de Zubiría

En esta colección de ensayos de divulgación, la escritora y profesora colombiana rastrea el origen de varios arquetipos femeninos que siguen vigentes en el mundo actual. Asociadas a lo oscuro, lo maligno y lo irracional en leyendas, mitos y obras literarias, las representaciones de las mujeres en diversas culturas insisten en reforzar prejuicios desde la Antigüedad. "Las diosas, hechiceras, súcubos, brujas, ídolos de perversidad y vampiresas son todas la evolución de una misma imagen femenina primigenia, de la diosa madre nocturna representada ocasionalmente como la luna, siempre relacionada con la noche, las pasiones y el deseo, con lo oculto, lo misterioso, lo instintivo", declaró la autora. El origen de su tercer libro, publicado en 2009, fue una tesis universitaria donde se desarticulan las lecturas masculinas sobre imágenes femeninas.

Brujas
Brujas

Que las hay, las hay. Brujas de dos mundos, de Néstor Ganduglia

Psicólogo social e investigador en saberes y tradiciones populares, el uruguayo Néstor Ganduglia desarrolló un trabajo sobre brujas del Viejo Mundo y del Nuevo Mundo en la Universidad de Roma. A diferencia de otros textos sobre esta cuestión, el suyo presenta casos de brujas del tercer milenio. "La moderna Europa del siglo XXI está lejísimos de escapar a esta presencia mundial de las brujas en la era digital. La crisis económica que sufre el primer mundo más opulento ha hecho de las más diversas formas de brujería un sector económico en franco crecimiento", destaca. Algo similar sucede en África y América. Pese a siglos desprecio y persecución, las brujas han triunfado en el mundo entero. En el epílogo de su galería de hechiceras europeas y latinoamericanas, el autor se explaya sobre una de las razones que justifican la permanencia de las brujas: "Salvo rarísimas excepciones, las brujas parecen no considerar sus artes como algo con valor mercantil. No suelen considerar siquiera la idea de cobrar, incluso por aportar servicios a vecinas y vecinos de su comunidad tan vitales como predecir desastres naturales, curar enfermedades o ayudar a parir. No se ponen por encima del resto de las mujeres de su comunidad, y mantienen otros recursos para su sostén económico". Consultada sobre este aspecto, una curandera le respondió a Ganduglia: "El campo me da sus yuyos y no me pide nada a cambio".

El libro de las brujas, de Katherine Howe (editora)

Profesora de la Universidad de Cornell y descendiente de tres brujas acusadas en los juicios de Salem de 1692, la editora de este volumen reúne varios documentos relacionados con la brujería y los procesos iniciados desde finales del siglo XVI hasta principios del XIX. El juicio en Inglaterra contra una mujer acusada de causar la muerte de un bebé y de su cuñada, la demonología del rey Jacobo I, uno de los primeros en alentar la caza de brujas y responsable de una ley que rigió el modelo judicial de Inglaterra hasta mediados del siglo pasado, y el pánico de Salem, que llevó a la horca a veinte personas (entre ellas, catorce mujeres) forman parte de este ensayo erudito y estremecedor. Howe detalla algunas de las torturas a las que las acusadas de brujería fueron sometidas en Inglaterra y en las colonias estadounidenses, como cuando se sumergía a la "bruja" en agua, atada, para ver si se hundía o no. Por más de trescientos años, visiones o sueños fueron considerados pruebas suficientes para acusar a mujeres en procesos jurídicos.

Brujas literarias. 30 escritoras que conjuraron la magia de la literatura, Taisia Kitaiskaia y Katy Horan

Virginia Woolf, Sylvia Plath, Agatha Christie, Emily Dickinson, Octavia Butler y Toni Morrison son algunas de las treinta escritoras convocadas por Kitaiskaia, poeta y ensayista, y Horan, dibujante y aficionada a retratar a las viejas brujas apalaches. Bajo el influjo de la luna llena, ambas crearon una guía de lectura sobre escritoras que trascendieron la esfera íntima y se convirtieron en símbolos de fuerza, sabiduría y poder. "En este libro queremos dibujar la conexión entre las escritoras, esas magas del lenguaje, y las cualidades positivas de la bruja", señalaron las autoras de este libro que, si bien ya se consigue en otros mercados de habla hispana, se publicará en el país en febrero de 2019.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.