El Mundial de Nueva York: El empate dejó conformes a Carlsen y Karjakin

Carlsen-Karjakin, un duelo apasionante
Carlsen-Karjakin, un duelo apasionante Fuente: Reuters
Anoche acordaron un rápido empate -el más corto del certamen hasta el momento-, por la sexta partida del duelo
Carlos Ilardo
(0)
19 de noviembre de 2016  • 17:33

Suele decirse que a las grandes tempestades le siguen tiempos de calma; acaso, algo de ello sucedió anoche, en el Fulton Market Building, la sede del match que por el título mundial de ajedrez están llevando a cabo en Nueva York, el campeón, el noruego Magnus Carlsen , de 25 años y N°1 del mundo, y su desafiador, el ruso, de origen ucranio, Sergey Karjakin , de 26 y N°9, que acordaron un rápido empate -el más corto del certamen hasta el momento-, por la sexta partida del duelo, luego de 32 movimientos de una apertura Española y apenas 90 minutos de juego. De esta manera el marcador quedó igualado en 3 puntos, producto de los seis empates consecutivos, y ambos rivales se marcharon rápidamente para aprovechar las horas de descanso (mañana, sábado no habrá partidas) y así recuperarse del desgaste padecido en los tres últimos juegos (las partidas 3ª, 4ª y 5ª, en las que efectuaron alrededor de 225 jugadas y consumieron casi 20 horas de reflexión).

“Sentí que hoy no era el día indicado para intentar hacer grandes cosas” señaló el campeón mundial, Carlsen, durante la conferencia de prensa tratando de justificar el poco tiempo empleado para toda la partida (apenas 20 minutos) y quitarse el malhumor que lo persigue al no hallarse en forma durante el match. Si bien es el gran favorito (las encuestas lo daban por 70% a 30%), aún, a una semana de haber comenzado el duelo no consiguió ganar ninguna partida, incluso, en la 5ª estuvo cerca de la derrota.

En tanto, su rival, Karjakin -que llevó las piezas blancas-, en cambio debió jugar con extrema cautela tras comprender que había ingresado en una zona de estudio (preparación casera que traía el campeón, un juego analizado a fondo por su entrenador danés Peter Nielsen) por lo que utilizó un poco más de tiempo para encontrar la mejor respuesta. Cuando la posición se limpió y arribaron a un final de damas con alfiles de distinto color y cuatro peones por bando, de común acuerdo ambos firmaron el empate.

“Tal vez fue un error o un descuido, pero lo cierto que con mi equipo subestimamos la preparación que trajo hoy Magnus”, dijo el maestro ruso que posee el record de tratarse del ajedrecista que a más joven edad obtuvo el título de gran maestro (12 años y 7 meses).

Si bien Karjakin, anoche, no pudo sacar provecho de la ventaja de ir con blancas, el reglamento de la FIDE le asiste ahora (tras cumplirse la mitad del match) que en la segunda serie de 6 partidas sea él, el que arranque con blancas, por lo que repetirá color. Es decir en la primera mitad, Magnus fue con blancas en las partidas impares (1, 3 y 5), y en la segunda serie las llevará en los juegos pares (8,10 y 12).

El duelo previsto a 12 juegos, con u$s 6.000.000 en gastos de organización, solventados por los auspiciantes (el grupo de inversión norteamericano EG Capital y la firma DuPont, la compañía de fertilizante ruso, Phosagro y el agua mineral noruega, Isklar) se extenderá hasta el 30 de este mes y repartirá un millón de euros en premios.

La jugada inaugural de la 6ª partida estuvo a cargo del norteamericano Kenneth Rogoff, que posee el título de gran maestro (incluso Bobby Fischer observó y elogió uno de sus juegos durante el campeonato juvenil de EE.UU. en 1969) pero que después dejó el juego y se dedicó a la economía. Fue economista del staff del Fondo Monetario Internacional (FMI) y profesor de la Universidad de Harvard.

Para más detalles del Mundial de Ajedrez, en el blog de La Nación.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.