Kasparov y ese fuego sagrado: a 11 años de su retiro mostró su vigencia ante los mejores jugadores de EE.UU