Argentina-Brasil, por el Preolímpico: el Sub 23 perdió el invicto en el último partido, aunque el objetivo principal se concretó

Nehuen Pérez pelea la pelota con Mattheus Cunha
Nehuen Pérez pelea la pelota con Mattheus Cunha Fuente: Reuters - Crédito: Luisa Gonzalez
(0)
9 de febrero de 2020  • 22:28

El trofeo en las manos del capitán Nehuén Pérez, la medalla de campeón en el pecho de cada integrante del plantel. La Argentina se quedó en la última estación sin invicto, el pequeño objetivo que le quedaba por cumplir en el torneo Preolímpico de Colombia. Brasil, que llegó a la cita necesitado de un triunfo porque Uruguay había superado 3-1 a Colombia en el inicio de la última jornada del cuadrangular final, tomó las ventajas que exhibió una formación con ausencias y que cometió desatenciones.

El Scratch, con goles de Paulinho y de Matheus Cunha, en dos oportunidades, se impuso 3-0 y se aseguró la segunda y última plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, a los que asistirá con el sueño de revalidar el oro que obtuvo cuatro años atrás en Río de Janeiro.

Cunha, determinante en el triunfo de Brasil y la clasificación a Tokio
Cunha, determinante en el triunfo de Brasil y la clasificación a Tokio Fuente: AP - Crédito: Fernando Vergara

De un inicio con convicción, la Argentina se desinfló y Brasil hizo gala de su jerarquía, esa que lo apuntó como una formación que impuso condiciones en la etapa de grupos, aunque los empates con Colombia y Uruguay, en el cuadrangular final, abrieron interrogantes sobre el potencial.

Sin el seleccionador Batista en el banco de suplentes, sin Gaich, Capaldo y Urzi en la cancha -todos cumplían un partido de suspensión-, la pegada de Mac Allister, a la salida de un tiro libre, resultó una vez más una marca registrada de la selección. El remate, apenas desviado, y una débil definición de Nahuel Bustos, que contuvo con facilidad el arquero Iván, fue una insinuación que no tuvo continuidad.

Se liberó Brasil: Medina miró la posición de Matheus Cunha, adelantado, pero sin intervenir en la acción, y Pedrinho superó a Cambeses. Y cuando la Argentina enderezaba el desarrollo, Nehuén Pérez intentó conectar con Cambeses, pero el pase fue interceptado por Matheus Cunha, que definió ante la desesperación del zaguero y capitán criollo.

El duelo: Nehuen Pérez vs. Mattheus Cunha, que marcó dos goles
El duelo: Nehuen Pérez vs. Mattheus Cunha, que marcó dos goles Fuente: AP - Crédito: Fernando Vergara

Los fallos de los centrales, pilares de la campaña, y la endeblez en la contención argentina alimentaron la confianza de Brasil, que selló la goleada con Matheus Cunha.

Para la Argentina, el dolor de no coronar la campaña sin derrotas, aunque la enorme felicidad de celebrar el título como en Chile 2004; la esperanza de repetir la aventura, como hace 16 años, será la próxima meta.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.