Ascendió San Miguel

Venció con justicia a Dock Sud y actuará en el próximo torneo de primera B Nacional.
(0)
17 de agosto de 1997  

San Miguel logró el ascenso a la primera B Nacional al derrotar en la segunda final del torneo reducido de primera B a Dock Sud por 3 a 1. El primer encuentro había finalizado empatado 1 a 1.

San Miguel 3 v. Dock Sud 1

Jugado en Platense.

Arbitro:Osvaldo Carlomagno (bien).

San Miguel: Giménez (6); González (5), Berardi (6), Taberna (capitán, 6) y Busto (5); Roda (5; ST, 25m, Artaza), Acciari (6), Filosa (7; ST, 35m, Gómez) y Oreskovic (6); Peralta (5; ST, 40m, Díaz) y Cameroni (8). Suplentes:Ledesma y Palma Parodi. Director técnico:Oscar Blanco.

Dock Sud:Donelli (5); Volpe (5), Orellano (5), Yriarte (5) y Trapes (capitán, 6; ST, 34m, Duarte); Godoy (5), Sablich (5), Bustos (5) y Robert (6); Orellana (6; ST, 29m, Siciliano) y Rodini (5). Suplentes:Vera, Isusi y Martínez. Director técnico: Osvaldo Cortés.

Segundo tiempo: 3 minutos, Filosa (SM); 16, Bustos (DS), 28, Peralta (SM), y 48, Díaz (SM).

***

Cuando más presionaba, llegó el segundo tanto de San Miguel, tras una gran jugada colectiva en la que intervinieron Cameroni, González, Filosa y Peralta, quien concretó.

A partir de ese momento, Dock Sud debió exponerse más y cada contraataque de su adversario amenazaba con terminar en gol, el que logró Díaz en tiempo de descuento, después de fallar el mismo jugador en dos ocasiones tan propicias como ésa.

Sólo la incógnita que puso la mínima diferencia que tuvo hasta ese instante en el marcador, por los imponderables que tiene este juego, hizo que la victoria de San Miguel no tuviera su rúbrica antes.

Una historia escrita con tesón

La historia del Club Atlético San Miguel se remonta al 7 de agosto de 1922, fecha en la que fue fundado con el nombre inicial de Independiente de San Miguel. A partir de 1934 comenzó a llevar la denominación que ostenta hoy.

Hace pocos días, esta pujante entidad del partido de General Sarmiento cumplió 75 años, y el fútbol le acaba de brindar, con el ascenso a la primera B Nacional -por primera vez en su historia-, una de sus máximas alegrías.

Por eso, no extrañó el espectacular festejo, la exteriorización de su público que lo siguió en gran número en este decisivo partido, y que al fin pudo disfrutar de un nuevo ascenso, el tercero en la corta historia futbolística de la entidad. Es que San Miguel sólo comenzó a transitar por el fútbol a partir del 21 de septiembre de 1977, fecha en la que se afilió a la AFA.

Empezó entonces a trajinar el duro y sinuoso camino del ascenso, pero lo tomó con tanta trascendencia, esmero y responsabilidad, que ya en su segunda temporada oficial consiguió consagrarse campeón de primera D, y lograr el ascenso a primera C.

A partir de su actuación en esta categoría, San Miguel tardó un poco más en acomodarse a las mayores exigencias competitivas, y contando con el invalorable respaldo de su gente, después de afianzarse como uno de los grandes de la división, conformó un equipo con serias posibilidades de ascenso en 1984.

La idea de subir a la primera B Metropolitana fue alcanzando cada vez más consistencia y, justamente en 1984, el equipo de Los Polvorines logró subir un escalón más en el fútbol de los sábados.

El estadio está enclavado en la ciudad deportiva (un predio de 7 hectáreas inaugurado en 1978) y tiene una capacidad para 6000 espectadores en las tribunas populares y 500 plateas.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.