Mundial de atletismo. Récords en peligro: cuáles son las marcas que pueden vivir sus últimos días en Doha

Será el primer Mundial después del fenómeno Bolt (aquí, lesionado en su despedida en Londres); en Qatar, los relojes pueden mostrar nuevos récords
Será el primer Mundial después del fenómeno Bolt (aquí, lesionado en su despedida en Londres); en Qatar, los relojes pueden mostrar nuevos récords Fuente: Archivo
(0)
26 de septiembre de 2019  • 07:00

DOHA (AFP).- Diez años después del 'relámpago' Usain Bolt en los 100 m (9s58) y semanas después de que la estadounidense Dalilah Muhammad marcase en los 400 metros vallas 52s20, varios récords del mundo pueden vivir sus últimos días de vigencia de cara al Mundial de Doha 2019 (27 septiembre-6 octubre).

400 metros vallas masculinos: un trío de fuego

Luego de varios años de letargo, la especialidad vive una nueva época dorada con la irrupción de dos jóvenes prodigios, el qatarí Abderrahman Samba (23 años) y el estadounidense Rai Benjamin (22 años), poseedores desde 2018 de la segunda y tercera mejores marca de todos los tiempos (46s98 para Samba, 47s02 para Benjamin).

A esa dupla se añade ahora el campeón del mundo noruego Karsten Warholm, que batió en dos ocasiones el récord de Europa de la distancia, ahora en 47 segundos y 12 centésimas, el pasado 20 de julio en Londres. Así pues no sería de extrañar que se superase la marca mundial más antigua del atletismo masculino en pista (el estadounidense Kevin Young en 46s78, el 6 de agosto de 1992, en el estadio Olímpico de Barcelona).

"Todos los ingredientes están ahí", estima el campeón del mundo de 1997, el francés Stéphane Diagana, según consigna la agencia AFP. "Hemos estado mucho tiempo muy lejos del alto nivel que se vivió en los años 90. Ahora se vuelve a un nivel que es incluso superior al de aquella época feliz".

Salto de altura femenino: un nombre, Lasitskene

Casi imbatible desde 2017 (42 victorias en 43 competencias), la rusa Mariya Lasitskene lo tiene todo para aspirar a los 2,09 metros de la búlgara Stefka Kostadinova que datan de 1987. Con un récord personal de 2,06 m, Lasitskene (26 años) ya tuvo delante en más de una ocasión la barrera a 2,10 m, especialmente en Ostrava (República Checa), el pasado 20 de junio.

Ninguna de sus adversarias parece estar en condiciones de ponerla en dificultades. Por ello, Lasitskene podría encontrar una motivación suplementaria con los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020, el único título que le falta en su palmarés luego de haberse perdido los juegos de Río en 2016 debido la suspensión del atletismo ruso por el amplio escándalo de dopaje.

400 m: el cohete Norman

Ante la prolongada ausencia del campeón olímpico y recordman Wayde Van Niekerk (43s03 en 2016) -quien sólo realizó una tímida aparición en una reunión regional en Sudáfrica en febrero, luego de su grave lesión de rodilla en 2017- los estadounidenses, liderados por Michael Norman, confían en domar la pista.

Con sólo 21 años, el nativo de San Diego, con el cuarto mejor registro de la historia (43s45), llega al desierto qatarí como gran favorito. Norman puede además apoyarse en su compatriota Fred Kerley, quien le superó en los campeonatos de Estados Unidos con 43s64.

Triple salto: ¿duelo Taylor-Claye?

Christian Taylor lo dice alto y claro: "El récord del mundo es la única razón por la que sigo compitiendo". Pero el doble campeón olímpico y triple campeón del mundo estadounidense, que se quedó en 2015 a 8 centímetros de la mítica marca de Jonathan Edwards (18,29 m en 1995) , tiene ahora además la competencia de su compatriota Will Claye, que marcó 18,14 m el 29 de junio. Su duelo en Qatar promete hacer saltar chispas.

Salto en largo: Powell puede temer

"Mi récord tiene los días contados, seguro". La profecía viene del estadounidense Mike Powell, que voló 8,95 m en Tokio en 1991 en un duelo mundial épico con Carl Lewis. La principal amenaza se llama Juan Miguel Echevarría: el joven cubano de 21 años saltó 8,83 m en junio de 2018, en Estocolmo, con un viento ligeramente demasiado a favor (2,1 metros por segundo por los 2m/s autorizados).

"Echevarría lo logrará salvo si se lesiona, es seguro (...) Hay que repetir este tipo de saltos para hacerlo a la perfección. Si eres capaz de hacer 8,60 m, entonces puedes saltar 9 metros en un muy buen salto", asegura Powell.

Con un récord homologado de 8,68 m, Echevarría parecer tener más potencial que el sudafricano Luvo Mayonga (récord de 8,65 m), aunque el cubano aún no haya brillado este año.

Pueden repetir

Cinco atletas ostentan récords del mundo desde hace un año, como los kenianos Beatrice Chepkoech (3000 m obstáculos) y Eliud Kipchoge (maratón, ausente en los Mundiales), el francés Kevin Mayer (decatlón), la china Hong Liu (50 km marcha) y la estadounidense Dalilah Muhammad (400 m vallas). En la cima de sus disciplinas, parecen capaces de repetir a corto o mediano plazo.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.