Usain Bolt, una mezcla de ADN, fibra y zancada: el día que el Rayo rompió las leyes de la física

Bolt y una marca histórica: 9.58 para los 100m
Bolt y una marca histórica: 9.58 para los 100m Fuente: Archivo
Pablo Lisotto
(0)
16 de agosto de 2019  • 13:15

Hace exactamente 10 años, Usain Bolt viajó en el tiempo. En el Mundial de Atletismo de Berlín 2009 se adelantó a su época y estableció un récord para los 100 metros llanos que se esperaba para, al menos, tres décadas después.

Aquellos 9.58 segundos que estableció el jamaiquino siguen siendo la plusmarca de esa distancia tan emblemática dentro del atletismo. Ningún otro corredor pudo siquiera arrimarse a ese tiempo. Ni al segundo, ni al tercero, todos en manos del Rayo nacido en Kingston.

Un año antes, en los Juegos de Pekin, se había proclamado campeón olímpico con un récord del mundo sorprendente: 9.69. Pero en el Nido -el estadio olímpico- había quedado una duda flotando en el aire: en el hectómetro, luego de una final extraordinaria, bajó los brazos cuando casi 30 metros antes de la meta supo que nadie lo superaría. Y hasta cruzó la línea golpeándose el pecho. Si con esa ventaja había destrozado la marca anterior, ¿cuánto más podría mejorarla?

La respuesta llegó el 16 de agosto de 2009 en Berlín. Ese día, Usain Bolt corrió la mejor carrera de 100 metros de su vida, y por ese instante no le dio espacio a ningún tipo de show. Sólo se dedicó a correr lo más rápido posible. "¿Bolt? Se fue de mi vista y luego desapareció", resumió el británico Dwain Chambers, que arrancó en el andarivel 1 y terminó sexto con un tiempo de 10 segundos. El estadounidense Tyson Gay, la mayor amenaza del jamaiquino, debió conformarse con ser el testigo directo que más cerca estuvo en ese momento: fue segundo con 9.71, y estableció un récord nacional que nadie registró.

¿Bolt? Se fue de mi vista y luego desapareció
Dwain Chambers, sexto en los 100m de Berlin 2009

Aquella final fue única e irrepetible. Una verdadera locura: 9.58 segundos en 100 metros, a 37,6 kilómetros por hora de promedio y 45 km/h en la fase de mayor velocidad. También fue la reducción de tiempo más amplia en toda la historia de los 100 metros: 11 centésimas de la marca establecida por el propio Bolt en sueño chino un año antes: de 9.69 a 9.58. Demencial.

Después de ese primer oro en Mundiales de Atletismo de los cuatro que logró en su carrera, Bolt nunca pudo igualar o mejorar esa gesta. Apenas pudo acercarse tres años después, cuando en los Juegos de Londres, frenó el cronómetro en 9.63, mejorando el récord olímpico.

La diferencia abismal de Bolt con sus seguidores en el photofinish de los 100m de Berlin 2009
La diferencia abismal de Bolt con sus seguidores en el photofinish de los 100m de Berlin 2009 Fuente: Archivo

El secreto de su éxito

El éxito de Bolt en Berlin 2009 fue mantener la velocidad crucero hasta el metro 80. Pero, sobre todo, el jamaicano destruyó los pronósticos físicos, técnicos y científicos que años antes se habían desarrollado en torno al límite del cuerpo humano en la velocidad más explosiva: los 100 metros.

El récord mundial de 9,58 segundos en los 100 metros lisos por Usain Bolt. Fuente: Youtube

02:16
Video

La revista especializada European Journal of Physics utilizó aquella carrera para analizar en detalle el secreto de la velocidad suprema de Usain Bolt. Los científicos aseguran que sus cálculos explican la potencia y la energía que el corredor debe emplear para superar la resistencia del aire, incrementada en su caso por una estatura de 1,95 metros.

De acuerdo con el modelo matemático propuesto, el tiempo de 9,58 segundos que Bolt consiguió en Berlín se logró alcanzando una velocidad de 12,2 metros por segundo, equivalente a unos 44 kilómetros por hora.

Usain Bolt sonríe junto a el histórico récord mundial que estableció para los 100 metros en Berlin 2009
Usain Bolt sonríe junto a el histórico récord mundial que estableció para los 100 metros en Berlin 2009 Fuente: AFP

  • Los científicos calcularon que Bolt desplegó su máxima potencia cuando llevaba menos de un segundo de carrera y había alcanzado sólo la mitad de su velocidad máxima. Esto demuestra el casi inmediato efecto de la resistencia del aire que frena los objetos en movimiento.
  • También descubrieron que menos del 8% de la energía que produjeron sus músculos en esa carrera fue utilizada para el movimiento y el resto fue absorbida por la fricción del aire.
  • Bolt logró su récord de Berlín con un viento a favor de sólo 0,9 metros por segundo, lo que no le dio ninguna ventaja extra. Con un viento a favor más fuerte (para homologar un récord mundial se permite correr con un viento a favor de hasta dos metros por segundo) e incluso en una ciudad con más altitud, el jamaiquino podría haber bajado los 9.5 segundos para esa distancia.
  • La mayoría de los humanos tienen cerca de la mitad de sus músculos con fibras rápidas y la mitad con fibras lentas. Bolt, en cambio, tenía durante su etapa como profesional el 80% de su musculatura compuesta de fibras rápidas.

Instante en el que Usain Bolt gana los 100m en el Mundial de Atletismo 2009, en Berlin.
Instante en el que Usain Bolt gana los 100m en el Mundial de Atletismo 2009, en Berlin. Fuente: AFP

  • Al comparar la masa corporal de Bolt, la altitud de la pista y la temperatura del aire, encontraron que su coeficiente de resistencia ?que mide la resistencia en relación al área de masa? era en realidad menos aerodinámico que el promedio de hombres. "El coeficiente de resistencia destaca la extraordinaria capacidad de Bolt. Ha sido capaz de romper varios récords a pesar de no ser tan aerodinámico como un cualquier otro hombre", explicó Jorge Hernández, coautor del estudio de la Universidad Autónoma de México. Y agregó: "La enorme cantidad de esfuerzo que Bolt desplegó en 2009, y la cantidad que fue absorbida por la fricción, es verdaderamente extraordinaria."
  • El hecho de vivir en la Tierra "perjudicó" la potencia de Usain. Según los análisis, la "barrera física" impuesta por las condiciones de nuestro suelo. Si Bolt hubiese corrido en un planeta con una atmósfera mucho menos densa, podría haber alcanzado registros mucho mejores, y lógicamente incalculables.

Para John Barrow, profesor de ciencias matemáticas de la Universidad de Cambridge, la velocidad de Bolt se debe en parte a la "extraordinaria longitud de su zancada" a pesar de tener un tiempo de reacción más lento al disparo de largada. "Él tiene un montón de fibras musculares que se estiran y responden rápidamente, y unidas a su veloz zancada, hacen que sea extraordinariamente rápido", explicó.

Bolt corre contra él, contra todos y contra vos

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.