Agustín Canapino ganó en el circuito callejero de Santa Fe y Girolami saltó a la punta

Fuente: Telam
El piloto de Peugeot ganó su primera carrera de la temporada del Súper TC 2000
Roberto Berasategui
(0)
31 de agosto de 2015  • 04:36

SANTA FE.- Tras el alborotado sábado por la noche del equipo Peugeot , el intenso sol dominical iluminó al team campeón y al menos modificó la pésima imagen que había arrojado el desentendimiento entre sus pilotos, con el latente desencuentro entre Néstor Girolami y Agustín Canapino .

A las maniobras poco claras y ante las idas y venidas con órdenes de equipo que no coincidieron con el pronunciamiento constante de la estructura de la casa francesa de dar rienda suelta al vértigo y al juego libre, los ánimos se calmaron para la calurosa jornada con la segunda competencia.

El sábado por la noche Facundo Ardusso evidenció los problemas internos en Peugeot y ganó una carrera atrapante por los cambios en la punta, por los desencuentros entre Canapino y Girolami y finalmente por el sobrepaso del piloto de Fiat a ambos.

El domingo, en cambio, también con los mismos protagonistas, la situación fue distinta. No hubo tantas emociones como bajo la luna santafecina y el propio Ardusso, que también había pasado a la punta de la carrera, finalmente abandonó. Y allí quedaron nuevamente Canapino y Girolami, mano a mano. Desde los boxes, los ingenieros se esforzaban por mantener la calma y que nada se intentara cambiar, para que todo siguiera igual con el 1-2 provisional.

"No intentemos más, pensemos en los puntos y en la punta del campeonato", se arengaba a Girolami, cuando marchaba detrás de Canapino. La contradicción nace al pensar que anteanoche, cuando superó a Canapino y luego debió cederle el puesto, también pasaba a la punta del certamen, pero allí no se recordó ese detalle.

"No entiendo. Siempre se pregona el espíritu ganador, ir para adelante, y esta vez siento que teníamos una carrera ganada y se la llevó otra marca. No entiendo por qué si Canapino tenía un problema de frenos no aseguramos el triunfo. No respetamos el espíritu de la marca de ir al frente", se quejó Girolami tras la carrera del sábado.

El máximo responsable del equipo, Ulises Armellini, se defendió: "El sábado ganó Fiat porque tuvo buen resto en las últimas cinco vueltas de carrera. Agustín venía con problemas, le da el lugar a Girolami y Ardusso aprovechó la situación. En las primeras vueltas había que respetar las posiciones. Y cuando Bebu lo pasa es porque se tira pasado, no queda otra que superarlo. No pasó nada fuera de lo normal. Fue un carrerón".

Armellini agregó: "Me reuní con Girolami para que no haya malos entendidos. Estaba hablado que Bebu al principio tenía que permanecer detrás y luego devuelve la posición. Quizá debí ser más claro. Un piloto maneja la puntita del iceberg y no todo, como el resto del equipo. Yo siempre debo pensar en el bienestar de la marca".

La obediencia fue clara en la segunda competencia, en detrimento de los intereses del público, que lamentablemente con Ardusso fuera de competencia no disfrutaría de más emociones en la pista. El debate de siempre: el beneficio del equipo dominante o el del espectáculo en general.

"Por suerte la solidez del equipo permite superar estas situaciones", destacó Armellini, que al menos ayer le devolvió la sonrisa a la estructura. Canapino logró su primera victoria de la temporada en el Súper TC2000, mientras que Girolami pasó a la punta del campeonato: "Es un gran resultado global. Con dos segundos puestos ahora estoy arriba en el certamen. Era el objetivo que vine a buscar. Y ahora con la cabeza fría es lo más conveniente".

Ante unas 40.000 personas, el Súper TC2000 vivió su gran fiesta en Santa Fe, como sucede cada vez que el Callejero se instala en la ciudad. Allí también quedó más que feliz Christian Ledesma , con un tercer puesto con sabor a hazaña, luego de que el equipo Renault trabajara hasta las 7 de la mañana para alistar el Fluence.

Esta vez los pilotos de Peugeot fueron obedientes y al menos por el momento el resultado fue positivo. Un ganador y un líder del certamen, aunque Santa Fe también evidenció las diferencias internas, frente a las versiones de propuestas externas para que alguno de sus pilotos emigre a otra estructura.

ROMERO SE IMPUSO DE PUNTA A PUNTA EN LA ABARTH

En el espectáculo previo a la gran competencia del Súper TC2000, en el Callejero de Santa Fe el campeón de Fiat Abarth Competizione, Christian Romero, se impuso sin complicaciones, tras largar desde la punta. El segundo, Federico Sciaccaluga, lidera el campeonato, con 120 puntos. La próxima competencia, 8a de la temporada, se correrá el 27 del mes próximo en el autódromo Provincia de La Pampa, en Toay.

jt

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.