En Barcelona, Hamilton se quedó con la pole para el Gran Premio de España