Fórmula 1: Hungaroring, el feudo de Hamilton y la pista que indujo al coma a Massa

Después de la debacle en Hockenheim, Lewis Hamilton se energiza con el público en Hungaroring.
Después de la debacle en Hockenheim, Lewis Hamilton se energiza con el público en Hungaroring. Fuente: Reuters - Crédito: Bernadett Szabo
Alberto Cantore
(0)
2 de agosto de 2019  • 08:44

El Gran Premio de Hungría será la última parada antes del receso de mitad de temporada de la Fórmula 1. La duodécima de las 21 estaciones que tiene el campeonato que domina con comodidad Lewis Hamilton, que adelanta por 41 puntos al finlandés Valtteri Bottas, su compañero en Mercedes. El dibujo de Hungaroring le resulta amigable al británico, que se impuso en seis oportunidades e hizo un feudo de ese escenario: nadie ganó tantas veces como el quíntuple campeón del mundo, que de treparse a lo más alto del podio igualará la marca que dejó este año en Montreal, donde acumula siete festejos. Diez años atrás, Hamilton firmó en Hungría la décima de las 80 victorias, un día después de que el paddock se estremeciera con el accidente de Felipe Massa durante la prueba de clasificación.

Una temporada antes, Hamilton y Massa protagonizaron un duelo encendido por la corona. El título se decantó a favor del británico por un punto (98 a 97), después de superar en la última curva y en el giro final a Timo Glock. El cetro se definió en el circuito de Interlagos, Brasil, una carrera que ganó el brasileño, que hasta por un momento imaginó que el N°1 era suyo. Pero 2009 resultó una historia diferente, con Brawn GP Mercedes señalando el camino, al punto de ganar con Jenson Button el Campeonato de Pilotos y con el británico como guía y Rubens Barrichello como compañero, la Copa de Constructores. Hamilton apenas celebró en dos carreras en aquella temporada: en Hungaroring y, dos meses después, en Singapur.

El accidente de Felipe Massa, tan insólito como grave

Para Massa, como para Kimi Räikkönen, las espadas de Ferrari, la temporada también era una carga: el paulista no sumó puntos en los primero cinco Grandes Premios del año, aunque con el 3er puesto en Nürburgring renacían las esperanzas. Pero sería ese podio en el GP de Alemania su última carrera de 2009; luego vendrían el accidente, el drama, los miedos.

El accidente de Felipe Massa en Hungría - Fuente: YouTube

00:43
Video

Todo se hizo oscuridad cuando un resorte del Brawn GP de su compatriota Rubens Barrichello se desprendió en dirección del casco de Massa; el golpe de la pieza le hizo perder el conocimiento y el auto viajó a 150km/h directo contra la barrera de neumáticos. Rescatado en helicóptero y trasladado al hospital militar de Budapest, el primer diagnóstico fue desalentador: "estado crítico y con riesgo de muerte". Estuvo dos días en coma inducido e internado durante nueve días, en los que se sometió a dos operaciones. Una vez que le dieron el alta necesitó de una cirugía plástica para recuperar el área del cráneo que recibió el impacto.

El rostro y el casco deformado de Felipe Massa reflejan la gravedad del accidente
El rostro y el casco deformado de Felipe Massa reflejan la gravedad del accidente Fuente: EFE - Crédito: Tomas Kovacs

"Tuve muy mala suerte con ese resorte que me dio en la cara, pero los médicos me dijeron que también tuve muy buena suerte: si me hubiera pegado un milímetro más a la derecha podría haber perdido la vista; un milímetro más a la izquierda y podría haber sufrido daños cerebrales", comentaba Massa, que ese mismo año lloró por la muerte de Henry Surtees en Brand Hatchs, en una carrera de F.2. Un neumático de otro auto salió despedido y golpeó la cabeza del británico, de 18 años. "Rafaela [la esposa] sabía que si me quedaba en el auto después de un accidente, no era normal. Siempre intentaba hacer una seña", recordó quien a pesar de una asombrosa recuperación no participó en la F.1 hasta el siguiente año: "Lo peor que me sucedió es no seguir corriendo, no poder competir es horrible".

Antes de la largada de la carrera en el GP de Hungría de 2009, los mecánicos de Ferrari enseñaron un cartel de apoyo para Massa
Antes de la largada de la carrera en el GP de Hungría de 2009, los mecánicos de Ferrari enseñaron un cartel de apoyo para Massa Fuente: EFE - Crédito: Felix Heyder

Jornadas de simulador, dos meses después del accidente se subió por primera vez a un kart y dio cinco giros en San Pablo para estar a pleno rumbo al inicio de la siguiente temporada. Massa se reinsertó en el GP de Barhein, en la apertura del calendario 2010: segundo en la qualy y segundo en la carrera, detrás del español Fernando Alonso, su nuevo compañero en la Scuderia. El terror era parte del pasado.

El reto de Hamilton, después de la debacle

Para Hamilton, Hungaroring será un desafío. Quitando el abandono en Austria 2018, hay que remontar 34 Grandes Premios para descubrir un clasificador tan bajo como el que enseñó el británico el domingo pasado en Hockenheim: el 9no puesto en México 2017. La carrera de los 200 GP de Mercedes en la F.1 fue un calvario para Hamilton y las Flechas de Plata; el piloto sufrió malestares físicos y hasta le sugirió a su ingeniero de pista que retirara el auto, después del trompo que dibujó en la Curva 1, un pedido que fue desestimado desde el paddock.

Para competir en plenitud, canceló todos los compromisos de la agenda y dejó un mensaje: "Estuve decepcionado y molesto, porque llegué a tener ocho segundos de ventaja. Pero ganamos y perdemos juntos, esto demuestra lo fácil que es que un fin de semana te salga mal. Seguimos unidos, nos vamos a reagrupar y empujar hacia adelante".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.