Fórmula 1: el noble gesto de Sebastian Vettel en Monza, en otra jornada para el olvido de Ferrari

Sebastian Vettel partirá desde el 17° lugar en el Gran Premio de Italia.
Sebastian Vettel partirá desde el 17° lugar en el Gran Premio de Italia. Fuente: Archivo - Crédito: reuters
(0)
5 de septiembre de 2020  • 12:33

Un laberinto sin salida en la Fórmula 1. Un túnel donde nunca se ve la luz en el final. Como sea, Ferrari no encuentra la paz, ni siquiera en Italia, su casa. Sebastian Vettel, emblema y cuádruple campeón del mundo, quedó eliminado en la Q1 de la sesión de clasificación para el Gran Premio que se disputa en Monza.

Sin embargo, el alemán quiso poner un toque de humor en una Scuderia que atraviesa por uno de los peores momentos de su historia: hizo fotos de improvisto a 76 miembros del equipo y colocó las siluetas animadas en las tribunas, con la idea de aportar colorido en un marco apagado por la pandemia de Covid-19.

Tras obtener las imágenes, el alemán las subió al sitio "Face for Fan", donde, por 40 euros, se puede participar de la iniciativa en Monza. El plan de Vettel, que también realizó una donación personal extra, también incluyó a Charles Leclerc. Todos ellos estarán "presentes" en la tribuna principal en la carrera del domingo. El objetivo es recaudar fondos para tres instituciones médicas italianas diferentes.

Paciencia que, a pesar de la edad, es lo que busca Vettel sabiendo que se trata de su última temporada en Ferrari y con un destino aún incierto incluso en lo que hace a su continuidad en la Fórmula 1. En medio de la tormenta, un dato que refleja el penar de la Scuderia: por primera vez desde 1984, Ferrari no ubicó a ninguno de sus autos dentro de los 10 primeros de la clasificación en suelo casero.

Paciencia, entonces, es lo que más precisa Ferrari en momentos como estos: mañana, Vettel partirá en el GP de Italia desde el 17° lugar, en tanto que Leclerc apenas figurará unos puestos más arriba: 13°. Parte de este presente sin rumbo que desanda el Cavallino Rampante.

Un Vettel que festejó en 2008 en Monza su primera victoria en la máxima categoría y primera de tres en este trazado en el que repitió en 2011 y 2013, pero como piloto de Red Bull, con el que reinó entre 2010 y 2013 y se consagró tetracampeón.

Es cierto, también, que la sonrisa de Vettel se desdibujó rápidamente en la pista. Ni siquiera logró superar el primer corte clasificatorio y moverá desde el décimo séptimo puesto tras intentar lograr su vuelta rápida cuando había demasiado tráfico en pista. Así, el alemán quedó bloqueado tras el Williams de George Russell. Un error estratégico difícil de entender. "No podía hacer otra cosa. Salí de boxes en el momento equivocado", reconoció. Demasiados desaciertos para una de las marcas más potentes de la historia del automovilismo.

La situación, claro, viene de arrastre. El Gran Premio de Bélgica profundizó la crisis de la Scuderia: los autos en los puestos 13° y 14° de la clasificación, fuera de las posiciones que reparten puntos, una situación que no sucedía desde el Gran Premio de Gran Bretaña de hace diez años.

Sebastian Vettel tuvo un gesto simpático con sus compañeros de equipo en Ferrari.
Sebastian Vettel tuvo un gesto simpático con sus compañeros de equipo en Ferrari. Fuente: AP

Leclerc fue en la misma sintonía y no logró ocultar su fastidio por la situación: "Estoy molesto, no encontramos la solución a los problemas", dijo. "Estamos en una situación difícil a pesar de que probamos distintas opciones. Planifiqué la vuelta rápida y fue buena, pero no bastó", añadió el monegasco.

Para Ferrari la misión no se anticipa sencilla y soñar con repetir la gloria conquistada hace un año en el circuito de Monza suena casi a una utopía para la escudería que comanda Mattia Binotto. Hace un año, Leclerc festejaba en Spa su primera victoria en la máxima categoría y repetía luego en Monza, donde hoy sólo busca respuestas para salir del pozo.

Ya el viernes Ferrari había tenido complicaciones. En las primeras sesiones de práctica se produjo un despiste de Vettel. El piloto perdió el control de su auto e hizo un trompo en el que no sufrió mayores complicaciones. Tras eso, el corredor de 33 años trató de relajarse y ponerle una sonrisa a los descalabros y desajustes de la SF1000 tomándole fotografías a sus compañeros. Un gesto, desde ya, en una causa benéfica.

Hamilton y la vuelta más rápida de la historia

Lewis Hamilton logró la pole position en el Gran Premio de Italia con récord de pista y partirá en punta en la octava cita del calendario. Séptima pole para el británico en Monza, que con un giro de 1:18.887 pulverizó la marca vigente en el "Templo de la velocidad" e irá en busca de su sexta victoria en este trazado para estirar su ventaja en la cima del campeonato. Firmó, además, la vuelta más rápida en la historia de la categoría en cuanto a velocidad: 264km/h.

El séxtuple campeón mundial logró la nonagésimo cuarta pole de su carrera y aventajó por 69 milésimas de segundo a su compañero de equipo finlandés Valtteri Bottas, que partirá a su lado en una primera fila nuevamente acaparada por Mercedes.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.