Fórmula 1 en Portugal: las llamas en el auto de Pierre Gasly, el choque Max Verstappen-Lance Stroll y la polémica de Lewis Hamilton contra Vitaly Petrov

El Racing Point de Lance Stroll es removido luego del impacto con el Red Bull de Max Verstappen; Portugal vuelve a tener un gran premio luego de 24 años.
El Racing Point de Lance Stroll es removido luego del impacto con el Red Bull de Max Verstappen; Portugal vuelve a tener un gran premio luego de 24 años. Fuente: AP
(0)
23 de octubre de 2020  • 19:00

En el año de la pandemia, la Fórmula 1 estrena un segundo escenario: el Autódromo Internacional de Algarve aloja este fin de semana el Gran Premio de Portugal, por la 12ª fecha. Y la primera jornada de entrenamientos abundó en novedades: el campeón y líder del certamen estuvo lejos del primer lugar y avivó su polémica con un ex piloto ruso, hubo un incendio en el auto que ganó el GP de Italia, chocó torpemente la máxima promesa de la categoría, hubo un festival de despistes y volvió a una posición decente uno de los corredores principales. Este sábado tendrán lugar la última sesión de prácticas y, a las 10 de la Argentina, la prueba de clasificación.

El autódromo de Algarve, cercano a la ciudad de Portimão, fue abierto en 2008 y costó 195.000.000 de euros. Al poco tiempo de esa inauguración hubo unos ensayos de F. 1, pero en los siguientes 12 años la categoría nunca lo visitó. Ahora revive allí el gran premio portugués, que pasó 23 temporadas fuera del calendario (el último era el de 1996, en Estoril). El circuito mide 4653 metros y se caracteriza por las pronunciadas ondulaciones, que incluso quitan visión de la pista cuando son en subida. Su dibujo tiene un claro parecido al de Montmeló, España.

Doce años luego de ser inaugurado, el Autódromo Internacional de Algarve alberga por primera vez un gran premio de Fórmula 1; costó 195.000.000 de euros.
Doce años luego de ser inaugurado, el Autódromo Internacional de Algarve alberga por primera vez un gran premio de Fórmula 1; costó 195.000.000 de euros. Fuente: AP

Por el poco uso, el asfalto no está lo suficientemente engomado y este viernes hubo numerosas salidas de pista, entre ellas, una de Sebastian Vettel, que volvió algo riesgosamente al trazado. Pero para el alemán se trató de un buen día: con el sexto puesto al cabo de la segunda tanda, volvió a una zona de las planillas de tiempos en la que desde hacía rato no se lo veía. Y como su compañero, Charles Leclerc, rescató un cuarto lugar, para Ferrari se trató de una jornada positiva, esperanzadora.

Algunas patinadas en un asfalto poco engomado

Claro que las pruebas son muy relativas. Por eso no se puede tomar más que como una rareza la octava posición de Lewis Hamilton, cuya mejor vuelta fue nada menos que 1,3 segundos más lenta que la mejor de su compañero Valtteri Bottas, el más encumbrado de los dos turnos de ensayos del viernes. El finlandés hizo bastante diferencia delante: 0,5 segundos a Max Verstappen (Red Bull), 0,8 a Lando Norris (McLaren) y a Leclerc, y ya 1,1 al quinto, Carlos Sainz (McLaren).

Los tiempos de la práctica 2

Entre tantas incidencias, dos llamaron la atención. El Alpha Tauri de Pierre Gasly, que sorprendió a la Fórmula 1 al imponerse en Monza hace un mes y medio, apareció en llamas. El francés circulaba despacio, se corrió a un costado del camino, salió de la cabina y miró a su auto en el plácido incendio, que los auxiliares de la pista controlaron pronto. Pero la sesión estuvo interrumpida durante 15 minutos.

Llamas en el Alpha Tauri de Gasly

Como también quedó en pausa por un incidente posterior. Al final de la recta principal, Max Verstappen atropelló con su Red Bull al Racing Point de Lance Stroll, que encaró la curva 1. El neerlandés estuvo a la par del canadiense durante varios hectómetros en ese trecho pero nunca llegó a sobrepasarlo, y allí mantuvo su coche hasta golpear al de Stroll cuando éste dobló. Luego emitió varios insultos, que captó la radio y publicó la televisación.

El choque entre Verstappen y Stroll

Por su parte, Hamilton no anduvo a los improperios pero sí opinó duramente contra un ex piloto ruso de Fórmula 1. Semanas atrás, Vitaly Petrov, que compitió entre 2010 y 2012 en Renault y Caterham, había criticado al inglés por su exigencia a la categoría de unirse a su proclama antirracista. Ahora el ruso fue designado comisario de pista para el GP de Portugal. Y Hamilton hizo saber de su molestia. "Yo diría que es una sorpresa ver que contratan a alguien que tiene esas creencias y esté tan abierto a hablar así de estas cosas que hacemos. Estamos tratando de luchar contra ello. Definitivamente, deberíamos incluir aquí a personas que estuvieran acordes con los tiempos en los que estamos y que fueran sensibles a los asuntos que nos rodean. Realmente no entiendo cuál es su objetivo ni por qué él está aquí. No es que no tengan buenas opciones", cuestionó.

Lewis Hamilton alimentó la controversia con Vitaly Petrov, el ruso que lo había cuestionado y este fin de semana es comisario de pista en Algarve.
Lewis Hamilton alimentó la controversia con Vitaly Petrov, el ruso que lo había cuestionado y este fin de semana es comisario de pista en Algarve. Fuente: AFP

Petrov había hostigado la postura del campeón mundial con el siguiente razonamiento: "Honestamente, no entiendo la ceremonia de arrodillamiento. Según nuestras tradiciones, la gente se arrodilla sólo en dos ocasiones: en un templo, ante Dios, y cuando le propone matrimonio a la futura esposa. Con este gesto, están tratando de llamar la atención sobre la lucha contra el racismo. Rusia tiene una mentalidad diferente, y no tenemos ese problema del que habla Hamilton. Debe haber respeto por todas las personas, pero creo que es necesario pensar de manera más global, crear alguna organización para la financiación. Y si uno de los pilotos confiesa ser homosexual, ¿saldrá con una bandera del arcoíris e instará a todos a convertirse?".

Polémica al margen, se confirmó que hay dos butacas disponibles para la próxima temporada. Romain Grosjean y Kevin Magnussen anunciaron que no continuarán en Haas y la escudería estaounidense, de corto presupuesto y ubicada novena sobre diez en el Mundial, piensa en pilotos jóvenes, que puedan llevar algo de dinero al equipo. Por ende, quedan descartados los competitivos Sergio Pérez, de 30 años y sin lugar en la futura Aston Martin -hoy Racing Point-, y Nico Hülkenberg, de 33 y reemplazante del mexicano y de su compañero Stroll en un par de carreras este año.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.