Niki Lauda, director de Mercedes, reconoció el gran error con Lewis Hamilton en Mónaco