La historia detrás de la lección de Sarunas Jasikevicius a un periodista: el amor de una madre que desafió al poder soviético

El ex base de Lituania y actual entrenador de Zalgiris envió un mensaje que se hizo viral; una anécdota que se vincula 41 años después con la historia de su mamá
Juan Manuel Trenado
(0)
23 de mayo de 2017  

Sarunas

01:09
Video

Lituania ya no tenía tiempos muertos por pedir. En el reloj quedaban un poco más de cuatro segundos y Sarunas Jasikevicius cruzó la cancha tan rápido como pudo. Era el hombre indicado para la definición. No sólo era el mejor jugador de su equipo, sino que había metido 27 puntos esa noche, incluidos cinco triples. Se acercó a la línea de tres puntos, hizo un contragiro para sacarse de encima la marca de Jason Kidd, pero cuando ya había armado su tiro, llegó la ayuda de Antonio McDyess que lo obligó a cambiar el movimiento y el ángulo de lanzamiento sobre la marcha. Mientras la pelota salía de su mano se escuchó la bocina. Falló.

Estados Unidos ganó la semifinal de los Juegos Olímpicos Sidney 2000 por 85-83. Ese triple pudo terminar con el reinado de la NBA. No se dio. El Dream Team venció luego a Francia y se quedó con el oro. Hubo que esperar dos años más a que la Generación Dorada del básquetbol argentino llegara para concretar la hazaña de vencer a los Estados Unidos, en Indianápolis 2002.

Reunión familiar: Jasikevicius, con su esposa Anna, su papá, Linas, y su mamá, Rita
Reunión familiar: Jasikevicius, con su esposa Anna, su papá, Linas, y su mamá, Rita

Ese base endiablado, temperamental y con cara de pocos amigos tiene ahora 41 años. Ya no juega al básquetbol, es entrenador de Zalgiris Kaunas, el mejor equipo de su país. Y en una conferencia de prensa dejó una respuesta que se hizo viral en todo el mundo en los últimos días. Augusto Lima es un jugador muy cuestionado por haber sido señalado varias veces por falta de compromiso. En esta ocasión, en un momento muy importante del torneo, el brasileño dejó la concentración del equipo para asistir al nacimiento de su hijo. La prensa le cuestionó a Jasikevicius el permiso.

El entrenador fue contundente con la respuesta: “¿Querés saber qué pienso yo? Que yo lo dejé irse. ¿Tenés hijos?”, le pregunto al cronista. Y continuó: “Cuando los tengas, lo vas a entender. Cuando seas padre vas a entender que es lo más importante en la vida. Creeme, ni títulos ni nada. Augusto Lima está ahora en el cielo emocionalmente y estoy feliz por él".

Muchas veces la exigencia del deporte profesional altera las prioridades. En nombre de la competitividad y la búsqueda del éxito parece que todo debe permitirse. La respuesta de Jasikevicius no es casual. Detrás de su mensaje hay una historia increíble que refuerza los valores del entrenador, que es menos conocida que la anécdota con Augusto Lima.

// // //

Jasikevicius nació el 5 de marzo de 1976 en Kaunas, actualmente Lituania, pero por ese momento, territorio de la Unión Soviética. Dicen que estuvo a punto de dejar el básquetbol de chico, él prefería jugar al tenis. Su papá, Linas, le insistió para que no cambiara de deporte. Desde muy joven, sus padres lo apoyaron para que realizara una carrera en los Estados Unidos. Consiguió una beca como jugador de básquet en la Universidad de Maryland. Era muy bueno, pero no lo suficiente como para ingresar en la NBA. Después de su experiencia norteamericana volvió a su país y jugó en el Lietuvos Rytas, para luego pasar por Olimpija Ljubljana, Barcelona y Maccabi Tel Aviv. Era el mejor base de Europa cuando la NBA se dio cuenta de que había dejado pasar un potencial talento. Volvió a EE.UU. en 2005 para jugar con Indiana Pacers. Pero ya tenía 29 años. No se adaptó. También pasó sin suerte por Golden State.

Tras dos temporadas sin ser tenido en cuenta, regresó a Europa, el lugar que siempre respetó su valor. Jugó en Panathinaikos, Fenerbahce y otra vez pasó por Barcelona. Con su selección fue campeón europeo y obtuvo cuatro veces la Euroliga. Para muchos es considerado uno de los mejores bases de todos los tiempos en el Viejo Continente.

El triple contra el Dream Team que pudo cambiar la historia

El triple contra el Dream Team que pudo cambiar la historia

00:48
Video

Sarunas siempre eligió cada paso de carrera deportiva. Un lujo que no pudo darse su mamá, Rita, que fue jugadora de handball de la selección de Unión Soviética.

En 1975, en pleno desarrollo de la Guerra Fría, ganó la medalla de plata en el Mundial con el equipo femenino de Unión Soviética. Pero tras el torneo, Rita se acercó con mucho temor a su entrenador, Igor Turcin, un hombre que conducía al equipo con mano dura. Le dijo que estaba embarazada. Era una de las mejores jugadoras del equipo. El DT le dio la misma respuesta que a otras jugadoras. Le explicó que el desafío que había por delante, la preparación para los Juegos Olímpicos de Montreal 1976 era muy importante para el país. Le dijo que debía abortar.

Jasikevicius con su esposa Anna, y sus hijos Aila y Sarunas jr.
Jasikevicius con su esposa Anna, y sus hijos Aila y Sarunas jr.

“Turcin es el único hombre al que le tuve miedo”, reconoció Rita hace unos años, en una entrevista con ACB.com. Ella sabía cómo había terminado la historia de cada una de sus compañeras en casos similares. Pero aquel día de 1975 lo enfrentó y cambió el rumbo. Quería ser mamá. Se quedó al margen de los Juegos de Montreal, pero reanudó su carrera más tarde. “Fui mejor jugadora, incluso, que antes del embarazo. Pero jamás me volvieron a convocar para la selección”, relató.

Unión Soviética fue campeón olímpico en Montreal. Durante muchos años Rita bromeó con su hijo: “Me debés unos Juegos Olímpicos”, le decía. Sarunas pagó la deuda con las mejores vacaciones de la vida de Rita, en Sidney, en 2000. Sufrió como cada hincha lituano cuando ese triple pegó al costado del aro contra los Estados Unidos. Pero al final vio a su hijo colgarse la medalla de bronce.

Sarunas estuvo casado con Linor Abargil, Miss Mundo de 1998, pero se divorció en 2008. Un año después se casó con Anna Douka, su actual pareja, con quien tiene una hija, Aila (7 años), y un hijo, Sarunas (5). Son, por supuesto, lo más importante de su vida.

Sarunas Jasikevicius, una leyenda del básquetbol de Lituania
Sarunas Jasikevicius, una leyenda del básquetbol de Lituania Fuente: Archivo

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.