La crisis de Golden State Warriors: tres cachetazos que trajeron a la realidad al campeón de la NBA

Golden State Warriors perdió su tercer juego consecutivo; Kerr dijo que vivieron un sueño durante 4 años y que ésta es la verdadera NBA
Golden State Warriors perdió su tercer juego consecutivo; Kerr dijo que vivieron un sueño durante 4 años y que ésta es la verdadera NBA Crédito: USA TODAY
(0)
19 de noviembre de 2018  • 16:20

La caída ante San Antonio Spurs encendió todas las alarmas. Una nueva derrota que pone a Golden State Warriors en un escenario que no imaginaba, pero que lo expone ante nunca y lo empuja a una crisis temporaria. Tres golpes consecutivos, la lesión de Stephen Curry y el escándalo entre Draymond Green y Kevin Durant , deja a la franquicia de la Bahía en una situación que obligó a su entrenador, Steve Kerr , a reconocer que el momento que atraviesan es la más compleja: "Esta es la verdadera NBA . No hemos estado en la NBA real en los últimos cuatro años, sino que hemos estado en un sueño y ahora nos enfrentamos a una adversidad real y tenemos que salir de allí nosotros solos".

Cuando comenzó la temporada era inimaginable un escenario como este, sin embargo, esta última derrota puso a los Warriors en el cuarto lugar de la Conferencia del Oeste, con un registro de 12 victorias y seis derrotas por detrás de Portland Trail Blazers (11-5), Los Ángeles Clippers (10-5) y Memphis Grizzlies (10-5). La lesión de Curry marca una baja importante en el equipo ya que son seis los juegos que el base está afuera del equipo y desde entonces Golden State perdió 4 encuentros.

Pero quizá el punto más significativo de esta situación incómoda del campeón de la NBA se haya visto en el enfrentamiento que Green mantuvo con Durant en la definición del encuentro ante los Clippers cuando Draymond no le dio la última bola del partido a su compañero para que intente ganar el choque. La disputa verbal primero se dio en público cuando los dos fueron al banco de los suplentes. Pero todo siguió en el vestuario, ya que Durant continuó con sus reproches porque no le dio el último balón que podía haber evitado la prórroga y la derrota posterior y Green entre insultos también le habría dicho: "No te necesitamos. Podemos ganar sin vos. Te podés ir". En este escenario es que los Warriors sancionaron a Green con un partido de suspensión y una multa de 120.000 dólares.

Desde allí el clima se volvió espeso. Si bien los dos protagonistas intentaron bajar la tensión con sus declaraciones posteriores y Curry calificó como muy profesional cómo se manejó el después del escándalo, la postura de Kerr, tras la dura derrota ante los Rockets por 107-86, fue un poco más realista y comentó: "Pienso que lo sucedido entre Green y Durant también nos ha podido afectar en el aspecto anímico".

Los jugadores están intentando bajar tensión y Klay Thompson explicó que no están preocupados por el momento y que deben resolver las complicaciones que tienen por delante: "No creo que haya ningún drama que afecte la forma en la que jugamos. Siento que el problema es que estamos jugando mal. No podemos culpar a los entrenadores, nosotros los jugadores debemos hacernos cargo de esto. Supongo que hay una primera vez para todo. En los últimos 4 años y medio que está Steve, ¿es la primera vez que tenemos un 3-0 en contra? Es bastante bueno yo creo. No es el fin del mundo."

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.