Quimsa se quedó con comodidad con el clásico santiagueño ante Olímpico