Uno por uno, el recorrido por un plantel joven y renovado

Crédito: FIBA Americas
La Argentina debutará este lunes ante Puerto Rico con un equipo que tiene un promedio de edad de 26 años; el análisis del equipo de Sergio Hernández
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
1 de septiembre de 2015  • 08:22

MÉXICO.– "Al final no hiciste nada de la revolución tecnológica que prometiste, Chapu", sonó el vozarrón de Luis Scola en el lobby del hotel Camino Real Polanco, que comparten las diez delegaciones participantes en este torneo FIBA Américas. Andrés Nocioni lo miró con los ojos bien abiertos, labios adentrados en la boca y silencio. Así, con buen clima, esperaba hoy el plantel la partida hacia el entrenamiento matinal. De la revolución tecnológica, ni noticias, pero mañana podrá iniciarse una revolución deportiva en México, algo que la Argentina anhela mucho: que la nueva generación del básquetbol tome gran protagonismo y logre éxitos.

Será el día del comienzo de México 2015 , el certamen en que el seleccionado empezará a jugarse su presencia en los próximos Juegos Olímpicos. ¿Y con qué llega la Argentina aquí? ¿Qué herramientas tiene como para conseguir una de las dos plazas en Río de Janeiro 2016 , o al menos una de las tres en el repechaje mundial?

Por lo pronto, el seleccionado cuenta con un plantel de bastante menos edad que los que venía presentando en los últimos torneos grandes. Con 26 años por jugador, está casi cinco años abajo del que quedó al borde de la medalla de bronce olímpica en Londres 2012 (30,8 años, el más alto del torneo), y tiene dos y medio menos que el que concluyó 11º en el último mundial (28,5). Por ende, posee menos experiencia y más capacidad física.

De la Generación Dorada quedan dos representantes, Luis Scola y Andrés Nocioni. Suficientes para mostrar el camino en cuanto a conducta, carácter y compromiso por la camiseta; habrá que ver si su calidad basquetbolística le alcanza al equipo en el rubro técnico. El recambio trae algo de talento, aunque no sobra. Del resto lo más destacado está en la base, con Facundo Campazzo y Nicolás Laprovittola , que posiblemente se alternen en las funciones de conductor y escolta. Por lo demás hay varios jugadores multifunción, que dejan bien cubiertos todos los puestos salvo el usual talón de Aquiles: el de pivote. Como es habitual, al plantel albiceleste le falta talla (promedia 1,959 metros, contra 1,977 en España 2014 y 1,974 en el premundial Caracas 2013), pero casi siempre se las ha ingeniado para arreglárselas de alguna manera.

Bien vale un vistazo para conocer, una por una, las piezas con que cuenta Sergio Hernández para obtener el pasaje a los Juegos Olímpicos y tal vez, si todo va bien, ir por el título de campeón de este FIBA Américas.

  • Facundo Campazzo: eléctrico, pícaro, talentoso, rápido, atlético, molesto en la marca. Gran figura del último FIBA Américas, en Venezuela, pero errático en el Mundial del año pasado y con muy poca actividad en la última temporada, en un Real Madrid supercampeón. Pasó a Murcia en busca de mayor protagonismo. Viene de superar una lesión que le impidió disputar la copa Tuto Marchand en Puerto Rico. Líder de la nueva generación.
  • Nicolás Laprovittola: el base típico argentino. Jugador de equipo, más de pensar y armar que de resolver en poco tiempo. Tiene alta capacidad anotadora. En oposición a Campazzo, falló en Caracas 2013 y se recuperó en España 2014. Figura de Flamengo, viene de ser bicampeón en Brasil e intercontinental en la penúltima temporada. Acaba de llegar al básquetbol europeo: jugará en Lietuvos, de Lituania. La otra estrella de la nueva camada.
  • Nicolás Richotti : preferentemente escolta, pero puede desempeñarse como base. Es la única alternativa a los conductores naturales. A los 28 años, el jugador de Canarias tiene su primera oportunidad grande en el conjunto nacional, tras quedar al margen en algunos preseleccionados.
  • Selem Safar : el clásico tirador. Se ganó un lugar estable en Caracas 2013, cuando fue uno de los argentinos más destacados. Puede no estar en la formación inicial, porque Campazzo y Laprovittola bien pueden compartir la cancha en muchos pasajes de un mismo partido, compartiendo las posiciones 1 y 2.
  • Nicolás Brussino : una de las esperanzas del básquetbol albiceleste, por edad (20 años) y destreza. Tras crecer en Regatas Corrientes (campeón en 2013), se marcha a otro peso pesado de la Liga Nacional, Peñarol. Su extraordinaria estatura (2,01 metros) para el puesto de escolta sube el promedio del equipo, y eso puede abrirle un espacio cuando se deba defender ante adversarios altos.
  • Patricio Garino : especialista en la marca. Pasional, humilde, lleno de ganas de progresar. Tras integrar seleccionados juveniles, a los 22 años tiene su primera oportunidad en el mayor. Figura en su universidad del básquetbol estadounidense, se desempeña como alero, pero se prepara para actuar como escolta por una cuestión de talla para el nivel internacional. Debe mejorar su lanzamiento para rendir en esa posición.
  • Gabriel Deck : otro proyecto de 20 años. De chico jugaba como ala-pivote, pero por su estatura ya no puede hacerlo y ahora es alero. Tiene habilidad y saltabilidad pese a su cuerpo fornido. De los mejores elementos de Quimsa, hace un mes se coronó en la Liga Nacional.
  • Andrés Nocioni: el alma de un equipo al que el marketing llama "El Alma". Otro jugador versátil, que puede actuar como alero o como ala-pivote. A los 35 años, dice sentirse físicamente mejor que en los últimos años. Viene de un flojo mundial de 2014 en lo personal, pero luego tuvo una excelente temporada colectiva e individual en Real Madrid, con cuatro trofeos y el premio de jugador más valioso de la final de la Euroliga. Jugará muchos minutos por partido.
  • Luis Scola: el otro sobreviviente de la Generación Dorada. El capitán que nunca falta, y que casi nunca se lesiona. En 2014 avisó que no tiraría más del carro, pero un año después, a los 35, sigue siendo el líder del seleccionado. No lo haría desde el salto inicial, pero puede que actúe muchos minutos como pivote. El equipo necesitará mucho sus movimientos, su oficio y su presencia en la zona pintada. También tendrá poco descanso durante el juego.
  • Leonardo Mainoldi : un ala-pivote mentiroso, a tiempo compartido, al estilo de Leo Gutiérrez. Muy buen tirador, no tiene tanta potencia ni prestancia en el roce físico. Tras varios años en España, volvió al país a mediados de temporada y salió campeón de la Liga por Quimsa.
  • Marcos Delía : a los 23 años, la principal esperanza de renovación en el puesto de pivote. Estuvo en Caracas 2013, cuando jugaba casi exclusivamente el primer cuarto de cada encuentro, y en España 2014. En la última temporada, Julio Lamas le dio en Obras Sanitarias la titularidad y más participación. Más técnico en el ataque que imponente en la defensa. Su crecimiento como jugador es paulatino.
  • Tayavek Gallizzi : potencia, predisposición a la batalla, agilidad. Considera que debe ser "el caballo" del equipo. A los 22 años tiene encima un mundial de mayores y va ganando protagonismo en el conjunto nacional. Otro de los proyectos de pivote para varios años en el seleccionado.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.