A los 41 años, la Tigresa Acuña vuelve a poner cuerpo y alma en el ring

Osvaldo Príncipi
Osvaldo Príncipi PARA LA NACION
De regreso: la Tigresa Acuña, otra vez sobre el ring
De regreso: la Tigresa Acuña, otra vez sobre el ring Fuente: Archivo
(0)
13 de abril de 2018  

Hace veintiún años que la formoseña Marcela "La Tigresa" Acuña es un atractivo foco informativo, cada vez que sube al ring. Lo fue desde que desafió a la afamada norteamericana Cristy Martin, en un reto suicida, que perdió heroicamente, por puntos, en Pompano Beach (Florida).

Más allá de sus coqueteos constantes y variables en la actividad política, que hoy ejerce en el partido de Tres de Febrero, su vida y su conducta personal, se convirtieron en bastiones inmaculados y transparentes, para conservar una imagen intachable, arriba y abajo del ring. Y ello potencia su concepto, ante los ojos de la opinión pública. Si bien llegó a la TV, bailando con Marcelo Tinelli, participando de novelas junto a Natalia Oreiro y su historia fue expuesta en el cine, con el documental Licencia Nº 1, sus mejores fotos son familiares, junto a su esposo y sus hijos. No hay otras cosas.

Solo la bonaerense Yesica Bopp pudo desplazarla –parcialmente– del sitial supremo en el boxeo nacional, un lustro atrás, pero en modo efímero y fugaz, pues no supo crecer. Así, sin hacer nada, Acuña, consolidó su primacía.

A los 41 años, "La Tigresa" pondrá esta noche, otra vez, su cuerpo y alma en el ring brindándole al boxeo femenino argentino un combate atractivo. Hecho ajeno a éste ámbito desde hace tiempo. Su defensa del título mundial supergallo (FIB) ante la santafesina Daniela Bermúdez, campeona gallo (OMB) y considerada la mejor pugilista argentina de 2016 por la nacion, rompe el letargo de esa disciplina, acostumbrada a presentar, en los últimos tiempos, peleas unilaterales con favoritas indeclinables.

La veteranía reflejada en una carrera de 46 éxitos (19 K.O.), 6 reveses y un empate, donde sobresalen 28 peleas mundialistas –oficiales e interinas–, no le birló –aún– su apetito por boxear y subir al cuadrilátero. El síndrome de los "cuarentones" no se evidencia en Acuña, que convirtió la dosificación de energías en una postura estratégica, algo más especulativa, pero eficiente. Y pocos lo notaron.

¿Por qué Bermúdez es un complemento ideal para romper esta monotonía del pugilismo femenino? Porque es una ganadora absoluta con chances de vencer a cualquiera. Bicampeona mundial (supermosca y gallo) con 22 triunfos (6 K.O.), 3 derrotas y un empate. De estilo aguerrido; "sobrevivió" en los escenarios internacionales más adversos, como Japón y México, donde batió a Mariana Juárez, logrando el último gran suceso del boxeo de mujeres en el exterior .

Los gastados antiguos códigos de las promociones pugilísticas vuelven a escena. ¿Podrá la vieja maestra frenar a su joven discípula, quien al igual que la mayoría de sus colegas se inspiró en sus hazañas para iniciarse en esta disciplina?

Hoy estarán cara a cara, a partir de las 23, en el Microestadio Municipal de Hurlingham, con televisación de TyC Sports. Quizá, para el gran público, no implique un impacto similar al que "La Tigresa" protagonizó ante Alicia Ashley, Jackie Nava, Alejandra Oliveras, Lucia Rijker o Cristy Martin. Sin embargo, este choque revitalizará la reputación de los clásicos de "guantes rosas". Aquellos que, como en este caso, dificultan anticipar quién será la favorita…ß

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.