Brian Castaño: ángel, lógica y prisa

Osvaldo Príncipi
Osvaldo Príncipi PARA LA NACION
(0)
25 de noviembre de 2016  

Brian Castaño
Brian Castaño

El ángel es un valor agregado único y sin igual que potencia los idilios entre los boxeadores y su público en modo inextinguible.

Brian Castaño es un pibe bravo de La Matanza; fiel exponente de esa juventud rebelde, permeable y trabajadora. Mañana peleará por lo que siempre sonó: el título mundial. Su sonrisa, pícara y desafiante, origina un atractivo especial que lo diferencia de cualquiera de sus colegas.

Su carisma es comparable a los retozos convocantes con los cuales Justo Suárez, "El Torito de Mataderos", el primer ídolo del box nacional, capturaba la atención de miles de fanáticos, en las tapas de los periódicos de hace 90 años, bajo el título de "La sonrisa del millón de pesos".

Ahora, a los 27 años, Castaño le ríe a la vida tras haber llorado mucho tiempo en silencio. Favorecido por el tercer "loteo" del título de los medianos jrs. de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), que consagra, en este peso, al cubano Erislandy Lara, como "supercampeón", y al ecuatoriano-alemán Jack Culcay como "campeón regular", Castaño, segundo en el ranking, dirimirá con el puertorriqueño Emanuel de Jesús, octavo en el escalafón, para cubrir este "interinato mundial" vacante. Boxeará en el Polideportivo de Gonzalez Catán, apoyado por toda su gente.

Ambos son novatos, sin experiencia internacional y aún en formación. Todavía inmaduros para una pelea cumbre. Sin embargo, el vértigo y la conveniencia del negocio los pone a tiro de su primer contacto con la corona máxima.

Desde 2013 a hoy, Brian, ganador de sus 15 peleas profesionales (10 KO) fue seguido con atención por la nación. Desde aquel comentario "Castaño, ganó el derecho a ser la gran esperanza" (http//www.lanacion.com.ar/1568168), su carrera se disparó de modo precipitado, alternando períodos personales dramáticos con significativos logros deportivos. Estuvo a un paso del colapso al desvanecerse en el gimnasio por deshidratación, cayendo sofocado por completo. La inmediata reacción de Carlos, su padre y entrenador, con primeros auxilios y respiración boca a boca, fueron vitales para su recuperación. Tras ese episodio, convivió con una ansiedad depresiva y ataques de pánico, que sólo el trabajo de médicos especializados, psicólogos y nutricionistas pudieron solucionar.

Decidió incorporarse al Team Maidana y radicarse en Estados Unidos. Archivó en su récord la gran victoria sobre el ucraniano Sergei Derevyanchenko - clave para la aprobación de este match- y comenzó a pelear en Norteamérica. Venció en serie a Todd Manuel, Jonathan Batista, Aaron García y Marcus Upshaw. Compartió prácticas con Shane Mosley y fotos con "Rocky" y Mickey Rourke.

Es ofensivo. Tiene técnica y sabe pelear. Es hijo de boxeador y desde niño da y recibe golpes arriba de un ring. Será favorito ante De Jesús, mucho más inexperto aún y sin grandes luces en su récord de 17 victorias (12 KO) y un revés. Pelea como le gusta a la gente y entrará rápido en todas las comparaciones. Acertadas y absurdas. Algunos evocarán la cintura y los ganchos de Horacio Saldaño, otros le buscarán puntos en común con "Locomotora" Castro. Y algunos vecinos de San Justo e Isidro Casanova filtrarán semejanzas con algún picaflor que dio vida a canciones de Pablo Lescano, el líder de Damas Gratis.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.