El boxeo no es un tubo de ensayo

Osvaldo Príncipi
Osvaldo Príncipi PARA LA NACION
Carlos Molina
Carlos Molina Fuente: Archivo
(0)
10 de octubre de 2020  • 03:03

Resulta decepcionante que los proyectos "creativos" sobre supuestas modificaciones en las reglas del boxeo, en tiempos de pandemia, sean tan pobres como ridículas. Más llamativo aún es el grado de inacción en cuanto a crítica y denuncia de los sectores de poder que aún conserva este deporte.

Mayor cantidad de rounds, arriesgar a las mujeres a pelear el mismo tiempo que los hombres, crear una nueva categoría de alto kilaje y seguir amenazando con la exclusión del pugilismo -ahora- de los Juegos Olímpicos de París 2024, formaron parte de un ridículo "paquete" noticioso.

La organización de una pelea a 15 rounds, por títulos regionales de tercer nivel, fue anunciada para el 7 de noviembre próximo en Michoacán (México), por uno de sus protagonistas y promotor del evento: el azteca Carlos Molina, ex campeón mundial mediano jr (FIB), quién enfrentará a su compatriota Juan Carlos Raygoza.

Molina, declaró: "Quiero un combate extenuante a 15 vueltas, como en décadas pasadas". El último título por coronas mundiales oficiales efectuado en ese límite -previo a la reducción a los actuales 12 asaltos- se realizó en Tailandia, en 1988, cuando Sanuth Silhnaruepol, conservó el cetro mosca (FIB). Las razones de tal modificación se basaron en el agotamiento general, la deshidratación, un mayor lanzamiento de golpes y cierta frecuencia en desenlaces fatales después del 12° capítulo. ¿Qué buscan estos improvisados ahora? ¿Tentar al diablo? Debe conocerse el nombre y apellido del dirigente que avale tal permiso para remarcar -públicamente- su ineptitud.

Juan Carlos Raygoza
Juan Carlos Raygoza

Las Vegas promocionará en sus casinos una serie de campeonatos mundiales femeninos. Y allí, impera una regla de la Comisión Atlética de Nevada en donde las damas boxean a tres minutos por round, mientras que en todos los otros países del planeta compiten sólo dos minutos por asalto.

La mayoría de los estudios técnicos y médicos siguen aconsejando acotar al boxeo de mujeres. Dos minutos por capítulo y diez asaltos como máximo. Sin embargo, Bob Bennett, el director de la Comisión Nevada, dispone a su antojo la duración de cada desafío. Ninguna entidad oficial le adosó responsabilidades civiles y penales, por si su soberbia postura fracasa en alguna velada y causa un desastre. Por lo tanto, lo hacemos desde aquí.

El estadounidense Don Majeski es uno de los últimos referentes sabios y válidos que mantiene el pugilismo en general. Sus teorías se basan en el conocimiento y las vivencias. Sin embargo, nos cuesta aceptar su propuesta formulada al Consejo Mundial de Boxeo (CMB) para crear un nuevo peso intermedio entre los 90,700 -crucero- hasta los 100 kilos, liberando el peso pesado a partir de los 100. Su aceptación aumentaría el descrédito a la ley del ring.

Thomas Bach
Thomas Bach Fuente: Archivo

Por último, el alemán Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) que tras excluir con justas razones a AIBA (Asociación Internacional de Boxeo Amateur) de la supervisión de esta disciplina en los Juegos Olímpicos, anunció reformas y soluciones, no hizo nada útil hasta el momento y sólo amenaza con excluir al pugilismo de los Juegos de París 2024.

Bach, que apoyó por completo al taiwanés Ching-Kuo Wu, uno de los últimos presidentes de AIBA desplazado por corrupción, no delegó a equipos competentes la posibilidad de rearmar el amateurismo. Las investigaciones expuestas por su delegado Nenad Lalovic son muy limitadas. Su impericia al respecto es evidente en pos de lograr una dirigencia transparente y competitiva.

¡Nada bueno! Todo objetable y lleno de críticas.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.