Josie Harris: salieron a la luz las palizas que recibía la ex mujer del boxeador Floyd Mayweather

La turbulenta relación de Mayweather con Harris
La turbulenta relación de Mayweather con Harris
(0)
24 de marzo de 2020  • 08:05

La actriz Josie Harris , exmujer del boxeador Floyd Mayweather y con quien tuvo tres hijos, fue encontrada muerta en su casa el 9 de marzo pasado. La mujer de 40 años fue hallada sin vida en su casa de Harris en Valencia, California. Estaba dentro de su auto y sin responder a los signos vitales.

Harris y Mayweather salieron durante 15 años , entre 1995 y 2010. En toda la relación, la pareja tuvo tres hijos, Koraun, Jirah y Zion. Además de distintos actos de violencia por parte de Floyd Mayweather. Por ese motivo, Koruan, su hijo mayor, un día tuvo que salir de su casa corriendo para que puedan ayudar a su mamá por los golpes que le estaba dando su padre.

Todo se hizo publico en 2010, cuando Harris confesó que Mayweather le pegaba de manera recurrente frente a sus hijos. El boxeador llegó a cumplir dos meses de cárcel por sus actos de violencia de género.

Crédito: Instagram floydmayweather

Antes del trágico desenlace, Harris dejó por escrito algunas de las palizas que le había propiciado el boxeador. En un extracto del libro que pensaba publicar, se puede leer que "casi me mata", tras golpearla con dureza delante de sus tres hijos de 7, 9 y 11 años. La fallecida añadía que Mayweather la había agarrado del pelo mientra dormía, la había arrastrado por toda la habitación "como una muñeca de trapo", antes de golpearla repetidamente en la cabeza al grito de "te voy a matar".

Como consecuencia de los hechos, Josie tuvo contusiones cerebrales, una conmoción cerebral y un esguince en el brazo izquierdo. Además de eso, en estos escritos inéditos, Josie explica cómo conoció a Floyd con 16 años, mucho antes de que él se hiciera famoso y cómo el boxeador se fue volviendo violento con ella.

El fragmento completo en el que habla de la paliza

"Mis ojos se abrieron al sonido de mis propios gritos. El dolor me atravesó el cráneo cuando levanté la vista y vi a Floyd. Él sostenía la parte de atrás de mi cabello, parándose sobre mí con una mano, golpeando la parte de atrás de mi cabeza con la otra, arrastrándome fuera del sofá y tirando de mí por toda la habitación. Los muebles en la sala de estar cayeron después de lanzarme como una muñeca de trapo. Floyd, escucha a tus hijos. Estás haciendo esto frente a tus hijos. Me estremecí ante el dolor agonizante que sentía en mi cabeza y grité nuevamente hasta que me dejó ir. Antes de que pudiera decir algo, Floyd volvió a apretarme el cabello y me golpeó la nuca. Estaba decidido a darme una lección. Podía verlo en sus ojos. Cuando me senté, me agarró del brazo y me lo retorció a la espalda. Abrí los ojos cuando él agarró mi cabello nuevamente. Sentí que me estaba sacando el cuero cabelludo del cráneo. Me puse ambas manos en el pelo, tratando de aliviar el dolor".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.