Chilavert le dice adiós a Liniers

El arquero paraguayo viajará hoy a Francia para definir su incorporación a Racing de Estrasburgo
Diego Morini
(0)
30 de octubre de 2000  

El 29 de octubre de 2000 no será un día más en la vida de Vélez Sarfield. Sobrevolaba aún en la tarde de Liniers un cúmulo de sensaciones encontradas. Porque la victoria ante Argentinos por 1 a 0 resultaba casi intrascendente frente a la gran noticia: su máximo ídolo dejaba el club. Era un duro golpe para los hinchas, ya que José Luis Félix Chilavert está a un paso de ser transferido a Racing de Estrasburgo, de Francia.

Resuena aún el estadio José Amalfitani un fugaz "Chilavert, Chilavert". El dato del alejamiento del arquero paraguayo comenzó a cobrar vida ayer por la mañana, cuando el N° 1 de Vélez se presentó en una asamblea informativa de socios; sobre el final de la reunión tomó el micrófono: "Me voy con un tremendo dolor, pero creo que esto es lo mejor. La deuda de Vélez conmigo es muy alta (2.100.000 de dólares) y si finalizo mi contrato en 2002 lo más probable es que aumente a seis millones. Yo quiero mucho a este club y no quiero traerle problemas. Mucho menos que termine en una situación tan complicada como la de Racing. Estoy seguro de que mi transferencia me va a permitir cobrar lo que me corresponde y a Vélez le dará la posibilidad de adquirir un buen dinero".

El pase se realizaría en tres millones de dólares (Omar Da Fonseca, un ex jugador de Vélez, fue quien acercó la oferta), de los cuales 2.100.000 quedarían para el arquero y el resto para el club.

De todas maneras los dirigentes no dieron precisiones sobre las cifras. Por lo pronto, hoy por la tarde partirán hacia Francia Chilavert, Eduardo Mousseau (presidente de Vélez) y Juan Carlos González (vicepresidente); a su llegada se fijarán las condiciones.

No sólo el aspecto económico llevó al jugador a tomar esta determinación, en medio del desarrollo del Apertura. También hubo otro factores: El acoso de la gente. El arquero manifestó estar agotado, sobre todo porque no puede caminar tranquilo por la calle y no quiere eso para su familia. También, la posible sentencia en contra por los incidentes en La Plata, el 3 de abril de 1994, significa un carga dura de sobr ellevar.

El fútbol europeo. Hace rato que Chilavert busca una revancha en el Viejo Continente, tras su experiencia en Zaragoza. En varias oportunidades estuvo a un paso de cumplir este sueño, pero por diferentes circunstancias su transferencia a Europa siempre se vio frustrada.

Falta de motivación. Con Vélez sin posibilidades en el Apertura y con la eliminación del equipo en la Mercosur, se aceleró su decisión.

Los jugadores recibieron con asombro el inminente alejamiento del paraguayo, y Federico Domínguez explicó por qué: "Sabíamos que esto estaba muy avanzado, pero teníamos entendido que se iba a empezar a tratar recién el martes (por mañana). Pero Chila entró al vestuario mientras hacíamos los movimientos precompetitivos, nos saludó a todos, nos agradeció por los momentos vividos en el club y nos confirmó que se iba a jugar al fútbol europeo. Una noticia así antes de salir a la cancha te golpea pero... Ahora sólo quiero que las cosas le salgan bien, y que podamos superar la ida de José Luis".

La noticia también caló hondo en la gente; alentó al equipo, aunque le dedicó un espacio al recuerdo de guardavallas. Antes del partido, impulsó el clásico cántico "Chilavert, Chilavert". Después, mostró una bandera blanca con la figura del ídolo, con una frase que rezaba: "Chilavert, el arquero del milenio".

Busca nuevos horizontes, tras siete años en Liniers, un personaje enigmático, polémico y talentoso del fútbol argentino. Se va José Luis Chilavert y Vélez se queda sin el principal referente de su época dorada.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.