Cinco botes argentinos estarán en los Juegos

Ayer se clasificaron Massa-Lienhard y la singlista Amaya
Ayer se clasificaron Massa-Lienhard y la singlista Amaya
(0)
27 de marzo de 2000  

MEXICO.- Como en los Juegos Panamericanos de Winnipeg ´99, el remo le volvió a regalar satisfacciones al deporte argentino. Otras dos embarcaciones nacionales sacaron el pasaporte para los Juegos Olímpicos de Sydney en la última jornada del Preolímpico, que se realizó en esta ciudad. Sebastián Massa y Ulf Lienhard, en doble par ligero, y Dolores Amaya, en single abierto, fueron los protagonistas.

Los argentinos Massa y Lienhard culminaron segundos en su prueba -que otorgó tres lugares para los próximos Juegos Olímpicos-, con un tiempo de 6m39s20/100, a poco más de 6s de los vencedores, los mexicanos Rómulo Bouzas y Miguel Gómez. El equipo cubano (Raúl León y Osmani Martín) finalizó tercero y también logró un lugar.

Entre las damas, Amaya finalizó tercera en su categoría, con una marca de 8m31s40/100, y le alcanzó para lograr la clasificación. La argentina fue superada por la cubana Maira González y su escolta, la chilena Soraya Jadue.

  • En total, cinco botes. De esta manera, se sumaron a la lista de clasificados para Sydney en la que ya se encontraban, desde anteayer, Diego Aguirregomezcorta y Damián Ordas (en dos largos sin timonel, peso abierto), María Julia Garisoaín y Marisa Peguri (en dos cortos, peso ligero) y Sergio Fernández (en single abierto).
  • Las otras dos embarcaciones que corrieron sus finales ayer, en la pista de Cuemanco -donde se disputaron los Juegos Olímpicos de México 1968-, no tuvieron la misma fortuna. El doble par abierto, con Horacio Sicilia y Fernando Loglen, y el cuatro sin timonel ligero (con Mario Cejas, Martín González, Leonel Chiaradía y Leonardo Pedroza), no pudieron conseguir el objetivo principal de la clasificación para los Juegos Olímpicos.

  • La altura, ese tema. Los 2500 metros sobre el nivel del mar afectaron el rendimiento de los argentinos: "Por la altura tuvimos que correr de una manera cautelosa. Por eso hicimos un planteo de carrera en base a un objetivo: no vinimos a México para ganar las regatas, sino a clasificar los botes para Sydney", aseguró Garisoaín.
  • Por eso las quejas del entrenador del seleccionado nacional, Jorge Molina: "Es una tontería que se haya realizado un Preolímpico a 2500 metros de altura cuando en Sydney se corre en el llano y las condiciones son otras", afirmó.

    Con todo, el seleccionado cumplió una destacada labor en este certamen: la Argentina fue el país que más lugares para Sydney consiguió, pues de siete botes que corrieron cinco cumplieron el objetivo. Detrás se ubicaron México y Cuba, que consiguieron cuatro plazas; Chile, dos, y Brasil, una.

    El balance fue positivo para el entrenador nacional: "Cumplimos con lo previsto. Sin embargo, no hay que tener este certamen como referencia. Acá influyó la altura y además en los Juegos Olímpicos hay otro nivel", comentó Molina.

  • El regreso. El seleccionado nacional de remo viajará hoy a Miami, donde realizará una escala de seis horas y arribará al país mañana, a las 6.30, en un vuelo de Aerolíneas Argentinas.
  • La última oportunidad

    No todas las ilusiones se esfumaron para los remeros argentinos de peso abierto que, en el Preolímpico de México, no se clasificaron para la cita de Sydney. Aún queda otra oportunidad.

    La última etapa clasificatoria para los Juegos Olímpicos será en Lucerna, Suiza, del 10 al 12 de julio próximo, donde la Argentina podrá aumentar la cantidad de botes que la representen en Sydney.

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.