Croacia, el triunfo del antiproyecto

Juan Pablo Varsky
Juan Pablo Varsky PARA LA NACION
Zlatko Dalic, el entrenador de Croacia
Zlatko Dalic, el entrenador de Croacia Fuente: AFP
(0)
14 de julio de 2018  • 23:59

MOSCÚ, Rusia.– El 23 de junio de 2014, Croacia quedó eliminada del Mundial de Brasil. México le ganó por 3 a 1. El gol de Ivan Perisic decoró el resultado a tres minutos del final. Lovren, Vrsaljko, Rakitic, Perisic, Mandzukic y Modric fueron titulares en Pernambuco. Kovacic y Rebic entraron en el segundo tiempo. Subasic, Vida, Brozovic y Badelj lo vieron desde el banco. El entrenador Niko Kovac fue confirmado en el cargo. En septiembre de 2015, Davor Suker , presidente de la Federación, lo despidió tras un empate ante Azerbaijan y una derrota con Noruega que comprometían la clasificación para la Eurocopa de Francia. Kovac había criticado la actitud de sus jugadores. Modric le respondió que ellos habían dejado todo.

Ante Cacic asumió como nuevo seleccionador. Logró llegar a la etapa final de la Euro. Portugal lo dejó afuera en octavos. Gol de Quaresma en el minuto 117. Se sumaron al plantel Strimic, Kramaric, Pjaca y el díscolo Kalinic.

A dos fechas del final de las eliminatorias para Rusia estaba primera en la zona, empatada con Islandia y con dos puntos de ventaja sobre Turquía y Ucrania. Finlandia de local parecía un trámite fácil. Empató 1-1. El gol de Pyry Soiri silenció a los hinchas que no habían llenado el pequeño estadio de Rijeka. La relación entre los futbolistas y el técnico era imposible de mejorar. Tres días después, debía ganarle a Ucrania, en Kiev, para asegurarse el repechaje. Con el partido encima, Suker echó a Cacic. Llamó por teléfono a Zlatko Dalic . Subcampeón en la Champions asiática 2016 con Al Ain de Emiratos Árabes, había trabajado en su país y en Albania sin gran suceso. Nació en Livno, un pueblo bosnio a 190 kilómetros de Sarajevo. En 1992 se sumó al ejército para luchar contra el poder de Slobodan Milosevic en la guerra por la independencia de los pueblos que desintegró a Yugoslavia. No combatió. Se ocupó de llevarles materiales y comida a los soldados.

Dalic había mirado el match ante Finlandia por TV. Estaba en Split para ver jugar a su hijo Toni en el Varteks Varajdin de la Segunda División croata. Atendió el llamado de Suker y aceptó la propuesta. Se convirtió en el cuarto seleccionador croata en cuatro años tras Stimac, Kovac y Cacic. Se presentó ante sus jugadores antes de hacer el check-in en Zagreb para viajar a Kiev. La Federación despidió a casi todo el cuerpo técnico anterior. Se quedó el preparador de arqueros para que alguien acompañara a Dalic en el banco de suplentes durante el partido clave. Croacia ganó 2-0, superó a Grecia en el repechaje y llegó al Mundial.

Aquí en Rusia, en la victoria ante Nigeria, quiso poner a Kalinic para los últimos minutos. El delantero se negó por un dolor de espalda. Tras consultarlo con Modric y Corluka, el DT lo mandó de vuelta por su "pésima actitud".

El 6 de junio pasado, Zdravko Mamic fue condenado a seis años y medio de prisión, culpable de malversación de fondos y evasión fiscal. Se escapó a Bosnia para evitar la cárcel. Ocho días después fue detenido. Mamic era el presidente de Dinamo Zagreb, vice de la Federación y verdadero hombre fuerte en modo El Padrino del fútbol croata. Manejaba todo, incluso al propio Suker reelecto gracias a su influencia. Se llevó unos 15 millones de euros por las transferencias de varios jugadores del Dinamo y evadió al fisco en más de un millón y medio. En 2008, Luka Modric pasó al Tottenham inglés por 21 millones. En 2010, Dejan Lovren a Olympique de Lyon en 8. Mamic fue acusado de pactar con ellos para quedarse con un porcentaje variable según cada transferencia. Ambos jugadores declararon y se contradijeron. Son investigados por falso testimonio. Podrían ir a la cárcel. Este caso generó una profunda grieta entre los futboleros del país.

En 2016, hinchas del Hajduk Split interrumpieron el partido ante los checos por la Euro tirando petardos al pasto en señal de protesta por la corrupción en la Federación. Hace diez días en Trogir, puerto histórico en la región de Split-Dalmacia, pegaron afiches que se referían a Modric y a Lovren como ratas humanas.

Antes del estreno, un periodista extranjero le consultó a Luka por este escándalo. "Mira lo que preguntas en este momento. No sos inteligente", contestó el mejor futbolista de Rusia 2018 (para mí, eh). ¿Cómo interviene el gobierno en este tema? La presidenta Kolinda Grabar-Kitarovic festejó el triunfo por penales en cuartos ante los locales al lado de Damir Vrbanovic, director ejecutivo de la Federación. El funcionario recibió una condena de tres años por el expediente Mamic. Con este contexto, hoy Croacia puede ganar el Mundial Rusia 2018 . Es fútbol.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.