D'Alessandro y los mundiales que no fueron: el psicólogo de Pekerman y el misterio Maradona

D´Alessandro, el gol, pero los mundiales mayores no llegaron
D´Alessandro, el gol, pero los mundiales mayores no llegaron Fuente: AFP
Cristian Grosso
(0)
5 de enero de 2020  • 23:26

A Andrés D'Alessandro lo dirigieron Marcelo Bielsa, José Pekerman, Ramón Díaz, Tite, Falcao, Dunga, Manuel Pellegrini, Marcelo Gallardo. ¿Quién lo habrá sufrido más? "Una vez, y no me la olvido más, Pellegrini en River me dijo que las canas que le iban a salir en el futuro iban a ser por mí. Él fue el primero que me supo llevar, él me dio la cinta de capitán en el 2003 y me dijo que no quería que yo fuese a pelear los premios, para eso estaban Ameli, el 'Bichi' Fuertes o Comizzo, no, me dijo que quería que fuese su líder futbolístico. Yo tenía 22 años. Y está canoso ahora, pero no todas son por mí. Con Ramón me llevé espectacular, nunca tuve una discusión, él me llevó a San Lorenzo cuando River no me abrió las puertas. Tite me llevó a Inter y ganamos la Sudamericana y un par de títulos más; con Dunga me llevo de maravillas, tengo una gran relación. Es parecido a mí, más cerrado, sin mucha relación con la prensa, pero me encanta porque es directo, genuino. Y Bielsa., Bielsa consiguió sacarme cosas que ni yo sabía que tenía. Él te obliga a equivocarte y a no desistir. Te obliga a perseverar", cuenta.

-¿Tenés relación con él?

-Sí, sí, hablo seguido. Tiene una inteligencia superior. Es loco, es loco, absolutamente obsesivo, pero no es ningún boludo, como se dice. Tiene una forma de ser, no digamos difícil, pero sí diferente. Seguramente habrá evolucionado en la gestión del grupo, porque en aquella época ese trabajo lo hacía el profe Bonini.

-¿De qué Mundial te viste más cerca, del 2006 o del 2010?

-Yo pensé que en 2006 estaba adentro; si bien estaban Aimar y Román, pensé que tenía un lugar. Por lo que había hecho, porque estaba jugando en las eliminatorias, en los Olímpicos y en la Copa América con Bielsa antes de que se fuera. Pero Pekerman eligió., y eligió a otros. Es fútbol, pero interiormente pensé que lo merecía. Nunca estuve entre los favoritos de José, no, y ellos lo saben y lo he hablado muchas veces con Hugo Tocalli: a ellos no les gustaba mi carácter y mi personalidad desde los juveniles. No era bueno ponerles cara fea, no era bueno fastidiarte si no jugabas. Y lo digo ahora, maduro, con los años. Jugué el Mundial Sub 20 por la lesión de Livio Prieto., nunca fui primera ficha para ellos. Pasaban cosas, empezaron a aparecer los psicólogos en el fútbol y a mí no me gustaba ir. Pero te obligaban. Y yo no quería. Y hubo una coincidencia que me hizo pensar: éramos tres o cuatro los jugadores que no queríamos ir al psicólogo y todos quedamos afuera del Mundial, el 'Burrito' Rivero, Matías Lequi, Agustín Orion y yo, que después entre por la lesión de Livio. No me gustaban entonces los psicólogos y no me gustan ahora. Y menos si te lo imponían.

-¿Y Sudáfrica 2010?

-Ese fue peor, me dolió mucho más. Por el nivel que venía teniendo; en Inter ganamos la Sudamericana, la Libertadores, me eligieron el mejor jugador de América, un premio que también ganaron Román, Verón, Saviola, Aimar. y Diego no me convocó nunca. Probó a 170 mil jugadores., ¿y a mí no? Fue raro.

-¿Y qué paso?

-No sé. Pero no fue nada futbolístico. Pero ni me probó, y merecía estar.

-Jugaste en la selección el día del debut de Messi, en 2005...

-Sí, jugué ese amistoso contra Hungría y algunos otros, contra España en la cancha de River, el 4-1 con Checho de técnico. Yo estoy haciendo fuerza para que gane la Copa América, porque me encantaría que sea el mejor de la historia. Para mí no lo necesita, pero viste que se le reprocha que no gano nada con la selección. Bueno, por eso nomás, así no se lo dicen más. ¿Vos creés que necesita venir y escuchar tantas pavas y boludeces? No. El viene porque quiere ganar con la selección.

-En la Copa América del año pasado apareció un Messi más peleador, más. D'Alessandro?

-Está bueno, prefiero eso porque él representa mucho. Los compañeros deben estar esperando que él haga algo, no solo con la pelota, sino sin la pelota también: protestarle al referí, que le saquen una amarilla. Estuvo mal en no ir a buscar la medalla del tercer puesto porque él es ejemplo, pero vas a ver que no lo va a repetir. Pero es un jugador fuera de serie, esta fuera del rango normal.

-Scaloni tiene casi tu edad y dirige a la selección argentina.

-Le cayó y. conoce a la selección, conoce los pasillos, estuvo varios años. Nadie le tenía confianza, fue creciendo y dejó una imagen bárbara en los últimos partidos. Logró que todos se sientan importantes, se ve más un grupo que individualidades. Todos corren y se matan; a Brasil no lo dejó jugar en el último amistoso. Hay una nueva generación y hay que darles tiempo a todos, pero ya podemos ver que hay una base.

De la mentalidad de Gallardo a la locura de Coudet

-¿Cerrar tu carrera en la Argentina es una opción?

-En Argentina solo volvería a jugar en River. Y entiendo el momento, no, no, no, nunca voy a pedir nada. En su momento, en el 2016, se dio de manera natural y le agradezco a Rodolfo [D'Onofrio] y a Marcelo [Gallardo] que me permitieron sacarme una espina. River no me necesitaría. ¡Con lo que corre hoy River!

De un N° 10 a otro: D ´Alessandro y Gallardo
De un N° 10 a otro: D ´Alessandro y Gallardo Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

-¿La clave del River de Gallardo es...?

-El punto más fuerte es el mental: siempre quiere más. Muchas veces, cuando ganás, te acomodás. Y no necesitás ganar algo importante, con un torneo local o una Copa argentina ya decís 'seis meses más o un año más, tiro'. Pero hoy River tiene un técnico, dirigentes y jugadores que no son así. En ese combo no hay relajación, sigue habiendo hambre. Y eso se da muy pocas veces.

Coudet y el Cabezón, compañeros; ahora, entrenador y jugador en Inter
Coudet y el Cabezón, compañeros; ahora, entrenador y jugador en Inter Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Gómez

-Llega Coudet a Inter...

-Le va a hacer muy bien a Inter porque él tiene una filosofía diferente. Al DT extranjero, en Brasil, empezaron a respetarlo un poco más por Sampaoli y por Jorge Jesus; los dos hicieron un trabajo espectacular. El Chacho tiene personalidad, intensidad, le gusta ir para adelante, le gusta el fútbol de ataque... Tendremos presión porque enseguida vendrá la etapa de Pre-Libertadores y no se puede fallar. Es un loco, yo lo conozco al 'Loco', pero es de los locos buenos. Es como el Kily González, que siempre me cuidaba en la selección... loco, sí, pero siempre dámelos.

-Ellos dejaron una huella en Brasil: Ramos Delgado, el 'Loco' Doval, Perfumo, Sorin, Fillol..., ¿y vos?

-Conca, Montillo, Pratto, el 'Cholo' Guiñazú..., a ellos también hay que nombrarlos. Yo no me imaginaba que recibiría este cariño el día que fueron del Inter a buscarme a San Lorenzo. El jugador argentino tiene algo que el brasileño no tiene; tenemos otro carácter, otra personalidad, otra entrega, esa raza como dicen ellos... Tenemos algo que a ellos les gusta. Esa huella también la extendieron Carlitos, Masche, y por eso llegamos nosotros, y la responsabilidad es dejar esta puerta abierta. No pensaba quedarme tanto tiempo, pero es muy fuerte el cariño que me regalan en Porto Alegre.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.